Home Privacidad Si te preocupa la privacidad en Internet, prueba con una VPN

Si te preocupa la privacidad en Internet, prueba con una VPN

por Rocio Diaz
vpn

Entre keyloggers subrepticiamente instalados en el propio sistema operativo y toda clase de cookies recogiendo y almacenando información, es bien sabido que la Internet es un entorno poco privado, donde todo lo que hacemos y subimos deja algún rastro a menos que se tomen ciertas precauciones y medidas. 

Un método hasta ahora probado para garantizar tanto privacidad como acceso a materiales y sitios que a veces están restringidos por un asunto geográfico es el uso de redes virtuales privadas, mejor conocidas como VPN por sus siglas en inglés.

Aparte de establecer un túnel entre la computadora del usuario y redes públicas, una VPN permite conectar a servidores proxy con la finalidad de proteger la identidad y ubicación, así como modificar la IP para tomar ventaja de ciertas circunstancias y sobrepasar restricciones de censura y demás, lo que implicaría tener acceso a juegos y películas que solo están disponibles en ciertos países o regiones.

En esta época de pinchadores de teléfonos, programas diseñados para espiar a los demás y hackers que viven al acecho de víctimas descuidadas para hacerse con la identidad o bien sacarles dinero a través de engaños, no cabe duda que la mayor utilidad de una VPN es la privacidad que ofrece, ya que además de proteger identidad y ubicación estas redes virtuales pueden hacer una codificación de la información sensible y pasos dados en la internet para un efecto de anonimato casi total.

Para que se tenga una idea clara del tema, una VPN resulta útil cuando necesitamos hacer una transacción bancaria o bien llenar formularios personales mientras estamos conectados a una red wifi abierta. También sirve para esos momentos en que queremos ver un video y nos sale el desagradable letrero de que no está disponible para nuestra región. Incluso, gracias al beneficio de IPs que cambian de ubicación geográfica, por esta vía podrían conseguirse mejores precios a la hora de viajar. Todo depende de lo que se busque, y eso incluye descargas P2P y BitTorrent.

Habrá quien diga que lo mejor de una VPN es que prácticamente permite navegar por Internet sin dejar mucho rastro, pero, ojo: el tener esta protección no significa que podemos abrir cualquier correo o hacer clic en publicidad de dudoso aspecto y estar exentos de las consecuencias que normalmente acompañan esas decisiones poco inteligentes. Aun con una VPN virus y malware pueden entrar al equipo, y es importante que este punto quede debidamente aclarado.

Opciones de VPN son relativamente abundantes, usualmente compatibles a través de las distintas plataformas móviles y de escritorio. Hay servicios como VPN Unlimited de KeepSolid que complementan la VPN con firewalls de DNS y otras herramientas diseñadas para ofrecer una experiencia de navegación libre de preocupaciones.

Una de las opciones más populares en existencia, HideMyAss, es igualmente una de las que más tiempo lleva el mercado, caracterizándose más que nada por su facilidad de uso.  Si quieres navegar seguro en la red y entender como usar una VPN lee la reseña HideMyAss en Anonymster para mas detalles que te pueden ayudar.

La mayoría de estos servicios son por paga, con planes que varían según las necesidades del usuario y opciones móviles que usualmente implican la descarga gratuita de una aplicación que ofrece opciones de compra de aditamentos a través del tiempo. Con las VPN gratuitas se recomienda cautela, ya que a veces no son tan seguras y se han reportado algunas que exhiben comportamiento típico de malware, como fue el caso de Hola en 2015.

Si estás indeciso respecto a cual servicio de VPN escoger, este artículo de PC Magazine ofrece una buena guía. Otra buena fuente para fines de comparación y evaluación es Comparitech.