Home TI Soporte a Windows Server 2003 llega a su fin

Soporte a Windows Server 2003 llega a su fin

por Rocio Diaz

Al igual que ocurrió con Windows XP en su momento, valorado ampliamente en departamentos de TI por su estabilidad y robustez, Windows Server 2003 va camino a ser definitivamente reemplazado ahora que su soporte extendido llega a su fin.

14 de julio de 2015 es la fecha en que cesará el soporte, y ello significa que aquellas empresas que aún dependen de Windows Server 2003 para sus operaciones deben implementar un plan que permita hacer la transición lo más rápido posible, tomando en cuenta sus necesidades y estructura. Microsoft, consciente de la situación, ofrece los siguientes pasos a tomar en cuenta:

  1. Descubra. El primer paso consiste en descubrir cuáles son las aplicaciones y el software que operan bajo tecnología antigua como lo es Windows Server 2003. Existen varias herramientas de autoservicio que pueden resultar útiles durante este proceso, entre ellas el paquete de herramientas de Evaluación y Planeación de Microsoft (MAP) para determinar qué plataforma podría ser la mejor para su empresa según su infraestructura de TI. También puede contactar a un socio de Microsoft para que le ayude a tomar esta decisión.
  2. Evalúe. Una vez que haya identificado las aplicaciones y el software que necesita migrar de su tecnología antigua, elabore un plan de transición que limite lo más posible las interrupciones a sus empleados. Si las aplicaciones personalizadas impiden la migración, contacte a un socio de TI de Microsoft para desarrollar un plan.
  3. Decida. Elija el lugar al que gustaría mover sus actuales cargas de trabajo y aplicaciones. Por ejemplo, puede elegir conservar sus aplicaciones locales con un servidor nuevo como Windows Server 2012 (R2), llevarlas a la nube en una plataforma como Microsoft Azure, o una combinación de ambos.
  4. Migre. Varios proveedores ofrecen herramientas “hágalo usted mismo” que ayudan en el proceso de toma de decisiones y en la propia migración. Asegúrese de preguntar a su equipo o socio de Microsoft si cuentan con otras ofertas de migración.

Mucho ha cambiado en la última década desde que Microsoft lanzó Windows Server 2003: las capacidades que antes solo estaban disponibles para las compañías grandes ahora son accesibles para empresas de todos los tamaños. Asimismo, ha habido avances en virtualización y los equipos tienden a ser más pequeños y potentes, facilitando una forma de trabajo más móvil y social que antes.

Pese al evidente cambio de panorama, es común que se sigan usando tecnologías desactualizadas como Server 2003, la cual ya no tendrá actualizaciones a partir del 14 de julio, es decir, en aproximadamente 20 días. ¿Qué quiere decir esto? entre otras cosas, una infraestructura menos segura y estable, costos de mantenimiento que podrían dispararse y posible incumplimiento con estándares y regulaciones.

Decidiendo la nube

Si aún está intentando determinar qué tipo de nube es la mejor para las necesidades específicas de su empresa, ya sea la virtualización in situ o en una nube pública con Microsoft Azure o con un hoster, a continuación se muestran algunas preguntas y respuestas que pueden resultar útiles:

  • ¿Son la flexibilidad y escalabilidad sumamente importantes para su empresa? ¿Carece de los recursos de TI necesarios para implementar y administrar su propio hardware? Considere una solución de nube pública como Microsoft Azure o uno de los socios de alojamiento de Microsoft.
  • ¿Su empresa almacena cantidades grandes de datos confidenciales o trabaja en una industria muy regulada? Quizá lo adecuado sea una solución virtualizada in situ desarrollada con el apoyo de un socio.
  • ¿Sus necesidades tecnológicas abarcan todos estos escenarios y requieren los beneficios únicos de una solución de nube híbrida? Quizá prefiera implementar Windows Server 2012 R2 en sitio en conjunto con los beneficios de Microsoft Azure u Office 365.