Home Genoma Digital Tecnología como aliado en combate a la violencia

Tecnología como aliado en combate a la violencia

por Rocio Diaz
Gente Tech 1024x607

En términos de convivencia humana nuestras sociedades a nivel general están matizadas por la violencia, la cual se manifiesta en golpizas, amenazas, abuso psicológico y, lamentablemente, muerte.

Fuera de homicidios y delincuencia común, el tipo de violencia que describimos aquí suele ser llamada “de género”, y aun cuando fenómeno afecta mayormente a las mujeres, la misma también se da hacia hombres. Peor aun, muchas veces esa violencia de género se convierte en intrafamiliar, con la consecuencia de que niños y otros miembros de la familia se ven envueltos por asociación.



¿Cómo combatir el fenómeno? La educación es clave, más aún cuando tomamos en cuenta que mucha de la violencia de género viene de creencias y tradiciones muy arraigadas en el tiempo. La oportuna intervención de las autoridades a través de reglas y castigos es también importante, pero por sí sola no es suficiente.

Para que educación y autoridades tengan un efecto duradero y a largo plazo en el combate de la violencia de género se necesita de la participación directa de los ciudadanos, y es aquí justamente donde la tecnología puede hacer una diferencia.

La internet y sus recursos digitales ofrecen una oportunidad única de recabar información de primera mano que puede usarse para elaborar estadísticas y dar seguimiento a la violencia de género y sus distintos elementos a través del tiempo. Recursos dedicados, como la plataforma Hollaback, que colecta casos de acoso con la finalidad de combatir ese fenómeno, sirven además para empoderar a las víctimas y ayudar a hacer denuncias efectivas con el objetivo de involucrar a las autoridades y a la sociedad de manera directa. Por su parte, en páginas municipales las autoridades pueden conducir encuestas y consultas puntuales que ayudarán a detectar situaciones y afinar políticas.

Las redes sociales, aun cuando no se les da el mejor uso, también pueden servir de plataforma para denunciar situaciones y crear conciencia. Sirven también, con las herramientas adecuadas, de termómetro en ciertas circunstancias. A la hora de usar este recurso hay que tomar en cuenta la naturaleza de las redes sociales para evitar que las buenas intenciones resulten desvirtuadas o inundadas por gente que se engancha a cualquier trending topic por pura moda.

La tecnología también puede servir como herramienta de educación interactiva: aplicando un enfoque de gamification, ya sea a través de videojuegos u otros recursos de entretenimiento digital, es posible crear conciencia, educar y combatir prejuicios que a la larga forman la base de la violencia de género. También a través de gamification se pueden sacar datos para fines de estadísticas y análisis.

Por último, está la tecnología de los wearables y el mundo de oportunidades que ofrecen los smartphones. Aunque la mayoría de los wearables se enfocan en la parte de fitness, hay algunos en el mercado pensados directamente para evitar agresiones y otras formas de violencia. Algunos ejemplos son Nimb, un anillo que integra botón de pánico, y Run Angel, brazalete para correr o trotar que integra alarma y envía mensaje de auxilio a contactos predeterminados.