Home Salud Wearables para la salud podrían ir más allá del fitness

Wearables para la salud podrían ir más allá del fitness

por Rocio Diaz

Desde hace al menos tres años se viene explorando la idea de desarrollar wearables capaces de ayudar al usuario a conocer y gestionar mejor su salud con un enfoque preventivo y proactivo.

Más allá de bandas de fitness, orientadas más que nada a un estilo de vida activo con el bono adicional de que miden ciertos marcadores biométricos, estos wearables propuestos harían funciones tan especificas cómo medir niveles de azúcar en la sangre y sugerir acciones en consecuencia.

Google, conjuntamente con la farmacéutica suiza Novartis, anunció en 2014 planes de desarrollo de lentes de contacto inteligentes que harían justamente eso. Un sensor integrado se encargaría de medir los niveles de azúcar en las lágrimas de los ojos y así facilitar una prueba que aunque rutinaria es incómoda porque implica pinchazos en los dedos para sacar sangre.

Lente de contacto google

Esta fue la propuesta de Google

Tres años después, y pese a lo prometedor de la tecnología, estos lentes de contacto -al menos de parte de Google y Novartis-, distan de ser una realidad. Parte del problema fue que varios estudios determinaron que las lágrimas no son una fuente de medición tan confiable.

Contrario a lo que podría pensarse, la idea no ha sido desechada del todo. La Universidad de Oregon, por ejemplo, ha estado trabajando en ello y recientemente revelaron avances a nivel del sensor que aumentan considerablemente la precisión de las mediciones.

Estos lentes de contacto inteligentes, si llegan a comercializarse, forman parte de una tendencia en wearables que buscan facilitar la gestión de la salud al eliminar la necesidad de hacer visitas físicas al médico, con la pérdida de tiempo y aprensión que suelen caracterizar esos eventos.

Un buen ejemplo de esta tendencia, y ya disponible comercialmente, son los brazaletes diseñados para dar seguimiento al ciclo de la mujer con el objetivo de asistir en la concepción. Hay igualmente wearables diseñados para embarazadas, específicamente orientados a medir contracciones. En esa misma línea, y aunque no es un wearable, está Yo Sperm Test, kit casero para hombres evaluar su fertilidad.

En buena teoría, estos wearables orientados a salud se comunicarían con profesionales médicos y el historial del usuario para fines de control.  Eventualmente la idea es que haya una interacción más natural y personalizada de paciente a médico sin necesidad de presencia física de las partes.