Home Opinión WhatsApp estrenará anuncios en 2020: ¿oportunidad para Telegram?

WhatsApp estrenará anuncios en 2020: ¿oportunidad para Telegram?

por Rocio Diaz
Chat Apps

El prospecto de anuncios en WhatsApp, desagradable para muchos, es uno que pende sobre el futuro de la plataforma de mensajería desde que Facebook la adquirió en 2014 por la histórica suma de 19 mil millones de dólares. 



Pese a las promesas de que todo se mantendría operando normal, poco a poco WhatsApp fue recibiendo el tratamiento Facebook, incorporando elementos típicos de esa red social y añadiendo de paso funcionalidades que enriquecen la experiencia de comunicación.

Es así como WhatsApp paulatinamente pasó de una aplicación de mero chateo por texto a una que permite hacer llamadas de voz a través de VoIP, videollamadas, gestión de grupos y hasta ofrecer servicio al cliente en el caso de la versión corporativa. 

Sí. WhatsApp es una solución de comunicación efectiva y muy completa. Millones de personas la usan en todo el mundo, convirtiéndose en una rareza social aquellas personas que no tienen esa aplicación en sus teléfonos, pero, ¿qué tan confiable es? Este es su punto débil, exacerbado por el pésimo historial de Facebook -su compañía dueña- en ese departamento. 

Hace una semana los temores sobre la privacidad y adecuado resguardo de las conversaciones de sus usuarios estuvieron sobre el tapete a raíz de una vulnerabilidad que básicamente permitía infiltrar cualquier teléfono a través de una simple llamada por WhatsApp que ni siquiera debía ser contestada para cumplir su cometido. 

Anuncios

A nadie le gustan los anuncios, pero son el recurso más común a la hora de monetizar cualquier cosa

Si bien Facebook reaccionó rápido ante la situación y puso a disposición una actualización que supuestamente parchaba la vulnerabilidad, las dudas respecto a la seguridad se mantienen, sobre todo porque el manejo no fue del todo transparente, evidenciado en el hecho de que esa importante actualización no hacía referencia a la situación que la propició. 

Ahora que se ha confirmado que vienen anuncios para la plataforma a partir de 2020, específicamente en la parte de status y siguiendo un manejo similar al que se ve en los Stories de Instagram, las dudas respecto a la privacidad tan solo crecen. 

¿Por qué? Muy sencillo: a través de anuncios aumenta la posibilidad de inyectar cualquier malware o de hace phisghing a través de URLs falsas pero lo suficientemente convincentes como para hacer caer a la víctima en un gancho. 

La seguridad de WhatsApp siempre se ha puesto en duda, aun cuando estrenó codificación de principio a fin en 2016. Desde ese entonces se advierte que tal protección no es tan robusta como se ha estado presentando y que es mejor andar con cuidado en esa plataforma. El hecho de que está asociada a Facebook y que ya no están sus creadores originales tan solo empeora esta percepción. 

Hay muchas opciones de mensajería más allá de WhatsApp, pero el servicio con el que siempre se le compara y se le pone a competir es Telegram. Esta plataforma, creada por un ruso que buscaba justamente escapar del escrutinio del gobierno de su país, es vista como lo contrario: un lugar seguro donde la privacidad es real y donde la protección al usuario es robusta. Pese a tan buenas cualidades, Telegram apenas cuenta con 200 millones de usuarios, una cantidad muy inferior a la de WhatsApp. 

Status Ads

Así se verían los anuncios en status WhatsApp, según se mostró en conferencia anual marketing de Facebook

Cada vez que WhatsApp presenta fallas en el servicio o que se desata alguna crisis de seguridad por vía de alguna vulnerabilidad  suele aumentar el número de personas que decide probar Telegram. Muchos de los usuarios de esta última constantemente comparan el servicio y las funcionalidades con aquellas que ofrece WhatsApp y concluyen que la primera es mejor, pero al final mayoría gana y se ven obligados a seguir usando esta para poder mantener el contacto con sus amistades. 

Ahora que los anuncios en WhatsApp están próximos a ser una realidad, ¿veremos un éxodo? Resulta que los anuncios son menos tolerables para el común de la gente que el prospecto de una fuga de datos, por tanto no se descarta que haya algún cambio de dirección. Esto podría ser una oportunidad para Telegram. Ya veremos. 

ACTUALIZACION ENERO 2020: según reportes, Facebook ha desistido de esta idea, al menos por ahora.