Home Gaming Antes de hacer tu propia PC para juegos, estudia el mercado

Antes de hacer tu propia PC para juegos, estudia el mercado

por Rocio Diaz
Pc Gaming

Si estás planeando armar tu propia PC de juegos, es importante que te documentes respecto a la disponibilidad de componentes tan vitales como tarjetas de gráficos y unidades de procesamiento.



Estos dos elementos, mejor conocidos como GPU y CPU, son el alma de cualquier equipo destinado a jugar videojuegos, coplementándose los mismos con buenas bocinas, audífonos de calidad y una pantalla a juego, capaz de soportar la intensidad de gráficos que caracterizan a los juegos de última generación.

¿Qué está pasando? Usualmente armar una PC, sea para trabajo o juegos, es cuestión de buscar los componentes de lugar y usar los conocimientos técnicos para que cada pieza encaje y funcione a la perfeccción.

En estos tiempos se da una situación con componentes de media-alta gama de parte de NVIDIA, AMD y otros actores claves del entorno gaming, pues muchos están escasos y, cuando aparecen, los revendedores independientes -conocidos como scalpers en inglés- cobran precios exorbitantes. Es la misma situación que se da a propósito de la reciente salida al mercado de las nuevas Xbox y PS5 en sus cada una de sus versiones.

Parte del problema es que compañías como AMD recientemente han actualizado su oferta a nivel de GPUs y CPUs, con disponibilidad escalonada e inventarios limitados a causa de la pandemia, entre otros factores donde entran cuestiones de estrategia y mercado.

De las últimas cosas en salir al mercado en el ámbito gaming se encuentra la familia de procesadores Ryzen 5000 de AMD, que salió a la venta el 5 de noviembre. Al día de hoy, el inventario está mayormente agotado en cada una de sus variantes en sitios como Amazon o Best Buy.

Con los nuevos GPUs Radeon RX 6000 de AMD pasa algo similar: inventarios muy limitados y modelos que aún no están a la venta, como es el caso del tope de línea, Radeon RX 6900, pautado a estar disponible a partir del 8 de diciembre con un precio de 999 dólares.

Tal parece que es mejor dejar la misión de hacer tu propia PC para juegos para 2021, cuando las cosas se hayan nivelado y los revendedores se hayan calmado. Igualmente se aconseja hacer con la compra de las nuevas consolas de Sony y Microsoft, con la ventaja añadida de que meses después muchos de los errores iniciales probablemente estén corregidos.

Antes de proceder a armar una PC, sea para jugar o no, lo aconsejable es definir un presupuesto y determinar las necesidades que se desea satisfacer. Si las piezas adecuadas no están disponibles y no se quiere pagar un sobreprecio extremo, entonces lo mejor es esperar, a no ser que haya premura.