Home Criptomonedas Bitcoin City, otra criptoprimicia salvadoreña

Bitcoin City, otra criptoprimicia salvadoreña

por Rocio Diaz
Feel the bit

Entre entusiastas de las criptomonedas, El Salvador no solo está de moda, sino que es el ejemplo a seguir.

Desde junio pasado, cuando el presidente de esa nación, Nayib Bukele, anunció sus intenciones de convertir a bitcoin en moneda de curso legal, el país ha sido una constante en noticias relacionadas al mundo cripto.

Fiel a la palabra de Bukele, bitcoin entró en vigencia como moneda de curso legal el pasado 7 de septiembre. La movida, tan controversial como revolucionaria, dejó entrever ciertas debilidades tecnológicas y de logística en ese país, donde una proporción considerable de la población tiene sus reservas respecto a la criptorrevolución.

En base a los tuits de Bukele anunciando la compra de bitcoin, El Salvador cuenta en la actualidad con una reserva de 1,120 unidades del criptoactivo, lo que equivale a 63.45 millones de dólares tomando en cuenta el precio unitario de un bitcoin en dólares (56,649.80) al momento de la redacción de este artículo.

1,140 bitcoin, cantidad a la que se ha llegado aprovechando los frecuentes bajones que sufre el valor de la criptomoneda, es mucho dinero, sobre todo cuando se denuncia en medios locales salvadoreños que la información relativa a esas compras es inexistente y que las mismas ni se han podido auditar.

Pero bien, en el mundo mágico de bitcoin y demás afanes cripto, todo es una oportunidad para soñar para en grande, por tanto, a este tipo de lloriqueos se le suele poner poca atención.

Es así como llegamos a la segunda criptoprimicia salvadoreña: la construcción de Bitcoin City en las cercanías del volcán de Conchagua en La Unión, un departamento ubicado en el sureste de El Salvador.

En la concepción de esta ciudad pionera, varias cosas llaman la atención. La primera, que será una ciudad ecológica, impulsada por la energía geotérmica del referido volcán. La segunda, que será una ciudad libre de impuestos, salvo por el IVA (impuesto al valor agregado). La tercera, que ofrecerá educación tecnológica y seguridad, contrastando así con las condiciones en que vive la mayoría de la gente en ese país.

Quizás lo más llamativo es la forma en que se ejecutará la Bitcoin City: emisión de “bonos bitcoin” por mil millones de dólares. De estos fondos, la mitad (500 millones) serán destinados a la compra de su equivalente en bitcoin. El resto se invertará en infraestructura de energía y minería aprovechando el volcán.

Según Bukele, quien hizo el anuncio (en inglés) de Bitcoin City en la clausura del criptoevento Feel The Bit en playa Mizata (departamento La Libertad), la construcción del proyecto arranca en 2022.

¿Apuesta sensata al futuro o simple locura? Solo el tiempo dirá. Curiosamente, tal como ocurrió cuando debutó bitcoin como moneda de curso legal en El Salvador, el valor de bitcoin bajó ante el anuncio de Bitcoin City.