Home Destacados ¿Buscas un carro usado? Curbo es tu mejor opción

¿Buscas un carro usado? Curbo es tu mejor opción

por Rocio Diaz
Curbo

A la hora de comprar un carro, sea usado o nuevo, ¿qué es lo primero que haces?



Para mucha gente, este proceso empieza con una visita al dealer para estudiar modelos y posibilidades, seguido de una intensa sesión de cálculos financieros para determinar la factibilidad de la compra y la disponibilidad de recursos o facilidades para los fines. El último paso consiste en volver al dealer y hacer la compra, no sin antes haber hecho comparaciones y consultas para evitar fracasos indeseados. 

El proceso descrito más arriba se complica aún más cuando se está buscando un carro de medio uso, una opción económicamente más barata que la compra de un automóvil cero kilómetro pero que implica un estudio más a fondo de las opciones disponibles y condiciones o políticas imperantes en los dealers preseleccionados.

En términos de tiempo y hasta emocionales, comprar un carro usado puede ser una experiencia agotadora y frustrante, a menudo realizada bajo presiones externas y con el temor de tomar una mala decisión que con el paso del tiempo podríamos lamentar profundamente. 

Si la situación planteada aquí te resulta conocida, hay buenas noticias: tu próxima compra de este tipo no tiene por qué ser así. Ya está operando en el país, con planes de expandirse por la región y llegar hasta Estados Unidos, una nueva forma de comprar un carro usado que es inteligente y cómoda a la vez. Se trata de Curbo, una iniciativa a cargo de Manuel Angomás, José Ureña, Alberto Hernández, Wenceslao Espinosa, José Ureña y Onil Pereyra, este último con experiencia en el tema a través del desarrollo de la plataforma InstaCarro

Curbo Team

El equipo detrás de Curbo

A través de una aplicación y una página web a juego, Curb ofrece una experiencia fluida de compra de vehículos usados, diseñada para ir al paso del usuario y adaptarse a sus necesidades. Central a la experiencia es el uso y aplicación de inteligencia artificial, pieza clave en el cálculo y predicción del rango de precios en base a las preferencias indicadas por el cliente. 

La idea con Curbo es que la mayor parte del proceso de compra del vehículo se haga desde la comodidad del hogar, y eso incluye la parte de financiamiento y opciones disponibles para los fines, con agentes asignados en caso de necesitarse asesoría o asistencia extra. 

Un problema común a la hora de comprar un carro usado es que no siempre sabemos qué exactamente estamos obteniendo a cambio de nuestro dinero. El engaño suele venir por el lado de las condiciones preexistentes del vehículo a nivel de carrocería, piezas y mantenimiento en general. Para evitar sorpresas desagradables, los carros presentes en la plataforma Curbo son sometidos a una inspección que abarca 150 puntos, realizada la misma con asistencia de visión de computadora. Mejor aún, las fotos mostradas cumplen estándares definidos por la plataforma y son exclusivamente del vehículo que se estaría comprando, no de modelos similares o de catálogos. 

Ahora que se nos recomienda limitar el contacto físico por el tema de la COVID-19, Curbo es un planteamiento que hace perfecto sentido, pero también, desde una óptica de productividad y factibilidad, la conclusión es que este es el modelo de negocios que eventualmente dominará la experiencia de compras a cada nivel posible. 

Al momento de este artículo, Curbo ya ha vendido dos carros y está por culminar una tercera venta. En unos días, específicamente en el mes de julio, será inaugurado el local de Las Vega, para servicio en el Cibao Central. Posteriormente se hará lo mismo en Santo Domingo, con ubicación en el sector Arroyo Hondo. 

La misión de Curbo es cambiar la forma en que la gente compra su carro, eliminado el estrés de una ecuación que suele ser complicada. ¿Estás listo para sumarte a la tendencia? Déjanos saber tu parecer en los comentarios. La aplicación está disponible para iOS y Android.