Home Opinión ¿Cansado de escribir? Tuitea con tu voz

¿Cansado de escribir? Tuitea con tu voz

por Rocio Diaz
Voice Message

¿Cuántos mensajes de texto envías en el día? Entre el incesante chateo por WhatsApp o Telegram y la compulsiva revisadera de redes sociales y demás, una buena parte del día se nos va componiendo y enviando mensajes de texto, con la consecuencia de que, por momentos, nos declaramos en huelga y resolvemos enviando notas de voz. 



A mucha gente no le gusta recibir notas de voz, pero, para quien las manda, son una bendición, ya que en par de segundos (o minutos, todo depende) puede expresar aquello que en texto hubiese requerido varias líneas (o varios párrafos, hay quienes saben mandar un listín al chatear) y quizás de varios envíos, con varias paradas e interrupciones antes de finalmente concluir. 

Las notas de voz igualmente resultan útiles en momentos en que estamos ocupados y no podemos distraernos escribiendo, pero hay algo más que este recurso ofrece en contraposición al texto: matices de voz y entonaciones que permiten inferir el estado de ánimo de quien habla y percibir igualmente sus emociones o reacciones ante aquello que se discute en la conversación. 

Esta capacidad de la voz transmitir emociones, sentimientos y demás ha llevado a Twitter a ofrecer una nueva funcionalidad en la plataforma: tuits de voz, con una duración individual de 140 segundos, lo que equivale a 2 minutos y 20 segundos.

En 2 minutos y 20 segundos es mucho lo que se puede decir, pero, en caso de no ser suficiente, Twitter ha diseñado la nueva funcionalidad de manera que el usuario puede seguir hablando y el sistema simplemente iniciará de manera automática un nuevo tuit al término de los 140 segundos, formándose así un hilo de voz. 

La idea, aparte de ser curiosa e intrigante a partes iguales, tiene sus ventajas y desventajas, según se vea. La parte de las ventajas queda explicada en los matices de la voz y las emociones o sentimientos que pueden inferirse por esta vía, cualidad que Twitter espera haga de la experiencia en la plataforma una más humana. A esto podemos añadir que no hay cosa más incómoda que tuitear desde un móvil en términos de tiempo y precisión, con el agravante de que editar un tuit no es -ni será, según la visión de Dorsey- una posibilidad.

Un tuit de voz elimina de inmediato la posibilidad de errores ortográficos vergonzosos y agilizaría igualmente el uso de la plataforma. Claro está, si la persona no sabe hablar correctamente, el efecto será el mismo o quizás peor. 

La otra cara de la moneda es algo que ya hemos mencionado más arriba: hay mucha gente que odia las notas de voz, y desde ya se han observado reacciones negativas al respecto en Twitter. Lo peor de todo es que este experimento tiene el potencial de salir mal en más de un sentido, sobre todo cuando observamos el panorama y estudiamos el nivel de sensibilidad y antagonismo que prima en las redes sociales. 

En estos tiempos en que todo ofende y todo es un problema esos tuits de voz pueden convertirse en un arma de doble filo, echando por las buenas intenciones expresadas por Twitter en su blog. 

De momento la posibilidad de tuitear con la voz está en prueba, limitada a un puñado de usuarios de iOS. Es de esperarse que a lo largo de las próximas semanas la funcionalidad esté disponible para todo usuario de iOS, y, lógico, eventualmente se espera que llegue a Android. 

Ustedes, ¿qué opinan? ¿Vale la pena mandar tuits de voz? ¿Sería algo que ustedes harían o disfrutarían? Comenten al respecto, que de este lado daremos seguimiento a las reacciones y evolución de la nueva funcionalidad.