Home Tecnología La rutina de belleza también recibe el trato IoT

La rutina de belleza también recibe el trato IoT

por Rocio Diaz
belleza

En un mundo de objetos cada vez más inteligentes y conectados entre sí, con énfasis en wearables más allá de ropa y relojes, no es de extrañar que la tecnología llegue hasta el maquillaje y la rutina de belleza como tal.

Ejemplos de esta tendencia se han visto en ocasiones anteriores con maquillajes formulados con alta tecnología, variantes conductivas y hasta la posibilidad de imprimir los cosméticos en impresoras 3D especiales.

En CES 2017, siguiendo una temática que se ha visto en vehículos y soluciones de hogar por igual, la rutina de belleza recibe el trato tanto de Internet de las Cosas (IoT) como de inteligencia artificial, dos tendencias tecnológicas que usualmente trabajan a la par.

¿Qué beneficio puede obtenerse de este enfoque? Todo depende del uso que se de a propuestas como el cepillo inteligente de Kérastase, equipado con micrófonos y sensores para evaluar la condición del cabello cuando el mismo es peinado, o el sistema S-Skin de Samsung, que evalúa la piel y recomienda acciones inmediatas provistas por la propia empresa.

Lo que tienen en común estas propuestas es que se trata de dispositivos conectados, provistos de inteligencia artificial y complementados por una aplicación, que apuestan a una belleza natural y real, algo distinto a las aplicaciones de alteración digital que se pusieron de moda hace un tiempo y que no hacen más que presentar una imagen irreal del usuario en redes sociales.

Ya que hemos pasado a este enfoque más natural, un breve detalle de lo que se ha estado presentando en CES 2017 en materia de belleza y cuidado personal:

  • S-Skin. La propuesta de Samsung consiste en un dispositivo que combina micro y nanotecnología para analizar la piel y sugerir el uso de parches de microagujas diseñados para tratar arrugas, reafirmar la piel y tratar manchas y otros problemas puntuales. La aplicación se encarga no solo de almacenar la data para fines de comparación a través del tiempo, sino que provee un cuestionario para ofrecer una solución totalmente personalizada. La terapia de las microagujas se complementa con terapia de luces LED, disponibles en cuatro tonalidades diferentes para tratar cuatro problemas específicos.

  • Kérastase Hair Coach. La textura de un cabello saludable jamás será la misma que la de uno maltratado, y esto es algo que va más allá de lo visual, razón por la que este cepillo inteligente, con tecnología Withings, integra micrófonos y sensores que toman en cuenta humedad, rayos solares, clima, temperatura y brisa. La aplicación se encarga de informar al usuario la condición de su cabello, así como de sugerir medidas y productos Kérastase (obviamente) que pueden contribuir a mejorar su calidad y manejo. Asimismo, hace una advertencia si determina que se peina de forma demasiado vigorosa, actividad que puede contribuir a causar daños. Este cepillo vale 200 dólares.

  • HiMirror + HiSkin. Con solo tomar una foto, el espejo inteligente HiMirror (189 dólares) se encarga de hacer un análisis personalizado de la piel a nivel de cutis, poros, arrugas y daños por exposición solar, seguido de recomendaciones para mejorar su aspecto y calidad. La versión Plus de este espejo (259 dólares), que debutó esta semana en CES, complementa estas funciones con cinco tipos de iluminación LED ambiente para maquillarse de acuerdo a las condiciones imperantes. Si quieres una evaluación más profunda de la piel, trata HiSkin, un dispositivo de 50 dólares del mismo fabricante que evalúa humedad de la cutícula, pigmentación subcutánea, ojeras y factores ambientales.