Home Sostenibilidad Crisis de agua potable: situación actual y alternativas

Crisis de agua potable: situación actual y alternativas

por Rocio Diaz

¿No llega suficiente agua potable a tu casa? Si bien se trata de una situación vieja en ciudades como Santo Domingo y otras de América Latina por cuestiones estructurales y de planificación, últimamente el problema va tomando un matiz diferente y a largo plazo por un tema de escasez del recurso natural desde sus fuentes de distribución. 



Léase. El problema de escasez de agua que enfrentamos hoy en República Dominicana y muchos otros puntos del mundo ya no necesariamente obedece a una población que va en constante crecimiento, en poca previsión de parte de las autoridades o falta de mantenimiento. No, el problema atañe directamente a fuentes acuíferas contaminadas y que se van secando poco a poco y a patrones climáticos erráticos. 

El agua potable es un recurso necesario para la vida, pero a nivel mundial existe un enorme grado de inconsciencia que solo se reconoce cuando aflora la posibilidad de una ciudad entera quedarse sin agua por haberla desperdiciado y por no haber hecho algo a tiempo para contrarrestar contaminación, erosión y el cambio climático como tal. 

4 años atrás la Organización Mundial de la Salud (OMS) calculaba que el 29% de la población mundial no tenía acceso adecuado a agua potable. Para 2025 el panorama es aun más tétrico, pues se estima que la mitad de la población mundial enfrentará esta situación. 

WRI

Los 17 países en riesgo de quedar sin agua ©Bloomberg/WRI

La venidera crisis de agua ya está dando indicios bastantes reales: a principios de este mes el Instituto de Recursos Mundiales (WRI por sus siglas en inglés) publicó su índice de estrés hídrico y resulta que hay 17 países que enfrentan la posibilidad real de quedarse sin este suministro.

Estos 17 países, encabezados por Catar, representan un tercio de la población mundial al albergar a 1.8 mil millones de personas. 12 de estos países en riesgo están en Medio Oriente y el norte de Africa, pero ello no significa que el problema se circunscriba a estas áreas del mundo. De hecho, y para poner las cosas en perspectiva, el análisis de WRI indica que Chile, España y México también enfrentan una alta probabilidad de quedarse sin agua, con todas las consecuencias que ello supone. 

República Dominicana, que actualmente enfrenta una fuerte sequía, ligeramente mejorada con algunos aguaceros sustanciales en varios puntos del país, ocupa el lugar 73 en el índice de estrés hídrico de WRI, lo que supone un nivel de riesgo bajo-medio. Que estemos en mejores condiciones que otros países en lo que respecta a disponibilidad de agua no significa que nos descuidemos: el prospecto es que las sequías se vuelvan más frecuentes por el tema del cambio climático. 

¿Qué hacer con el problema del agua? Algunas soluciones alternativas aprovechan la humedad del aire para generar agua potable, ya sea con ayuda de paneles solares o dispositivos especializados. Podrá parecer algo extremo y hasta exagerado recurrir a la humedad, pero la idea ni es del todo nueva ni es tampoco tan extraña como pudiera lucir. 

Hay al menos dos compañías establecidas que trabajan con generación de agua a partir de la humedad: la estadounidense Zero Mass Water, que emplea paneles solares, y la israelita Watergen, que emplea un dispositivo llamado Genny para hogar y oficina.

Aunque ingeniosas, las soluciones de Zero Mass Water y Watergen son más bien un paliativo: son costosas y su alcance es limitado, impactado inclusive por condiciones climáticas, ya que si está nublado o hace frío no son tan efectivas.