Home Inteligencia artificial El enfoque integrador de Made by Google

El enfoque integrador de Made by Google

por Rocio Diaz
Made by google

Aunque todavía se le asocia con el tema de browsers y correo electrónico, hace mucho que Google empezó a incursionar en otras áreas de la tecnología, siendo inteligencia artificial, IoT y realidad virtual tres claros ejemplos de ello.

Otra área en que la compañía ha estado mostrando creciente interés es el diseño -no tanto así fabricación, aunque poco a poco da los pasos en esa dirección- de dispositivos. El año pasado, bajo esta filosofía, debutó Pixel, la primera línea de smartphones Android verdaderamente representativa de Google. Ayer, durante un evento realizado en San Francisco, se vio la continuación con Pixel 2 y otros productos que de manera amplia se denominan “Made by Google”.



La diferenciación que busca Google a nivel de equipos va más allá del diseño para incluir una certificación “Made for Google” para fabricantes de accesorios y complementos que en cierto modo recuerda la exclusividad y meticulosidad que suele caracterizar a Apple. La certificación, anunciada en el evento Pixel 2, cuenta actualmente con 25 socios.

Explicando el concepto

Todo este asunto de “Made by Google” tiene un objetivo que fue expuesto durante la presentación de este 4 de octubre: integración a nivel de software y hardware para una experiencia óptima de uso que se basa extensivamente en inteligencia artificial.

Inteligencia artificial, la base de asistentes virtuales cada vez más intuitivos, cámaras que ofrecen mejores resultados visuales y equipos que se interconectan para una experiencia de hogar inteligente, es una de las tecnologías más impulsadas por Google. La tendencia se vio en el evento del año pasado, y siguió observándose a un nivel más profundo en este.

Lo que hay de nuevo

Junto a los smartphones Pixel 2 y los audífonos inalámbricos Pixel Buds -el complemento ideal al carecer estos equipos de puerto de 3.5 milímetros- debutaron en San Francisco otros productos bajo la sombrilla “Made by Google” que siguen una estética y funcionalidad bastante definidas.

Empecemos por la cámara Google Clips, posiblemente la propuesta más curiosa del paquete. De diseño cuadrado y minimalista, la idea aquí es dejar que la inteligencia artificial se familiarice con el entorno, vaya aprendiendo quienes son los miembros de la familia, allegados y visitantes frecuentes, y a partir de ahí capturar momentos que considere interesantes. Todo esto se logra a través de machine learning.

A diferencia de cámaras estándar, Google Clips no ofrece un visor, aunque a través de la aplicación sí ofrece un vistazo a lo que está viendo en un momento determinado. También por aquí, si el usuario así lo desea, se puede dar la orden remotamente a la cámara para que capte un momento particular.

En vez de fotos, Google Clips hace tomas de 7 segundos, las cuales pueden ser editadas por el usuario para elegir la porción que más le agrade, o bien sacar una imagen fija. El archivo resultante puede guardarse en formato GIF, JPEG o como video. Este equipo vale 240 dólares y ni tiene fecha definida de disponibilidad.

Para el hogar, Google se va a los extremos al ofrecer la bocina inteligente Google Home en versiones Mini y Max.

La Mini, de diseño circular y disponible en colores tiza, carbón y coral, es una competencia directa de Echo Dot de Amazon, y de hecho vale lo mismo que esta: 49 dólares. Google Home Max, por su parte, ofrece potente sonido a la vez que lo optimiza para cada ambiente, capaz de competir con propuestas ya establecidas como las de Sonos y Bose. Esta viene en colores blanco y negro y vale 349 dólares.

Por el lado de la realidad virtual, Google ha afinado algunos detalles en el visor Daydream View, que debutó el año pasado con un diseño en tela para mayor comodidad. El mayor cambio este año es que viene en color coral. La segunda generación de este visor estará disponible en preorden a partir del 19 de octubre a 99 dólares.

Por último, Pixelbook. Con esta laptop convertible Google se propone establecer un nuevo paradigma a nivel de estos equipos. Quizás lo más llamativo sea el precio, que arranca en 999 dólares, pero un vistazo a lo que ofrece por dentro lo justifica: procesador Intel Core i5 de séptima generación, 8GB de RAM, 128GB de almacenamiento interno, cámara 720p, 4 micrófonos, 2 bocinas y dos puertos USB-C con carga rápida.

De diseño ultra delgado y liviano -alrededor de 10 milímetros de grosor y 2.45 libras de peso- la Pixelbook puede usarse tanto en formato laptop como en formato tableta. Un lapicero opcional, Pixelbook Pen, aumenta funcionalidad. Este vale 99 dólares y no requiere ser apareado por Bluetooth. Algo que no podía faltar es integración Google Assist, que cuenta on un botón dedicado en el lateral.

Pixelbook tiene pantalla de 12.3 pulgadas. Estará a la venta partir del 31 de octubre.