Home Local El futuro incierto de Huawei en la RD

El futuro incierto de Huawei en la RD

por Rocio Diaz
huawei

Era quizás cuestión de tiempo, y parece que finalmete ha llegado la hora: bloqueo de Estados Unidos hacia Huawei empieza a manifestarse en la región, y, por lo visto, República Dominicana será el primero en cumplir con el mandato, según se infiere de declaraciones a propósito del país formar parte -a partir de hoy- de la Red Limpia.



La Red Limpia, llamada The Clean Network en inglés, es un programa de la administración Trump en Estados Unidos que que tiene por objetivo salvaguardar los activos de esa nación de la intromisión de actores malignos, enfocado a cuestiones como la privacidad ciudadanae información corporativa sensible.

En este escenario, los “actores malignos” están representados por el Partido Comunista Chino y empresas que de alguna forma u otra están ligadas al mismo, como es el caso de Huawei y TikTok, ambas en la mira estadounidense desde hace meses.

¿Qué tiene que ver Red Limpia con un país como República Dominicana? Mucho más de lo que cualquiera pudiera pensar.

Entender este tema requiere de una mirada geopolítica y estratégica de la situación. Red Limpia no es un programa que se limite a Estados Unidos, sino que tiene aliados, sumando miembros tanto a nivel de naciones como de proveedores de telecomunicaciones.

Por supuesto, estos aliados no se han unido voluntariamente a la causa, sino que ha habido fuertes presiones de parte del gobierno estadounidense para impedir que compañías como Huawei tengan participación sustancial en el desarrollo y despliegue de redes 5G a nivel mundial.

Hasta ahora, la presión ha resultado efectiva en países como Reino Unido-que inicialmente pretendió hacer caso omiso al mandato-, Australia, Nueva Zelanda, Japón y otros más que podrían considerarse aliados de Estados Unidos. En América Latina, prestadoras de servicio en Brasil decidieron ignorar las pretensiones estadounidenses, evento que ocurrió la semana pasada a propósito de una gira del subsecretario Keith Krach, quien hoy estuvo en suelo dominicano.

La postura oficial del Gobierno dominicano habla de “salvaguardar la seguridad nacional tanto de la República Dominicana como de Estados Unidos”, y, a tal efecto, se afirma la exclusión de suplidores chinos en el tema de las telecomunicaciones, con especial mención al tema de las redes 5G que aún no se despliegan en este mercado.

¿Qué pasará ahora? Huawei era uno de los principales jugadores en el tema de 5G a nivel local, con participación directa en cuestiones de infraestructura. Bajo la nueva realidad, ya eso queda descartado, con implicaciones que afectan el calendario de trabajo y eventual despliegue de la red 5G en territorio dominicano. La movida podría representar un importante retroceso que con el tiempo se manifestará en una disminución de la competitividad en sectores de importancia para la economía.

Huawei, como ha venido haciendo desde que fue incluida en lista negra por Estados Unidos en mayo 2019 -y desde antes, en realidad- tan solo ha emitido un comunicado donde afirma en más de 11 años de operación en República Dominicana nunca ha sido, ni será, una amenaza a la seguridad cibernética en el país. Esto no cambia la situación, pero tienen que defenderse.

Hay muchas preguntas que surgen a raíz de este inesperado giro: ¿Cómo se compensará la inversión ya hecha? ¿Habrá que empezar desde cero? ¿Habrá incentivos económicos desde el norte para proseguir con el desarrollo de 5G? ¿Es realmente Huawei culpable de lo que se le acusa en Estados Unidos? ¿Seguirá esta postura anti China en el nuevo mandato que se se supone estrenará Estados Unidos en febrero 2021? ¿Podría afectar la postura dominicana la venta de equipos Huawei para consumo?

Desafortunadamente, para responder a estas preguntas solo nos queda esperar. Con el paso del tiempo sabremos las verdaderas implicaciones de una movida que, aunque inesperada, no es del todo sorpresiva.