Home Opinión Esta es la clase de futuro al que muchos temen

Esta es la clase de futuro al que muchos temen

por Rocio Diaz

La humanidad, pese a tanta tecnología diseñada para conectar e interactuar con gente, está cada vez más sola. Para llenar este vacío han surgido toda clase de propuestas, desde gadgets eróticos hasta robots para intimidad, pero es posible que ninguno cause tanta conmoción (en Occidente, al menos) como Gatebox.

Desarrollado por la japonesa Vinclu, Gatebox bien podría describirse como una mujer virtual tamaño hada, inspirada en personajes de anime, que reside en un recipiente de cristal. Desde aquí, y en sincronización con el smartphone y otros dispositivos, la entusiasta ninfa despierta al usuario, le hace recordatorios, le da consejos y hasta le manda mensajes a lo largo del día, de la misma manera en que lo haría una novia, compañera o esposa.

Pese a que Vinclu describe oficialmente este producto como un robot virtual de hogar, basta con ver el trailer promocional para darnos cuenta de la clase de vínculos que pueden establecerse al cabo de un tiempo de uso. La forma en que como se presenta a esta asistente da la impresión de que puede perfectamente sustituir una compañía real, al punto de que el protagonista se alegra de tener quien lo reciba en casa tras un largo día de trabajo, pese a que parece vivir solo.

Desde un punto de vista tecnológico, Gatebox es una maravilla que conjuga avances holográficos y de inteligencia artificial, así como IoT, un concepto que en realidad describe mucho más que un hogar inteligente y que es a su vez la causa por la que hay un empuje hacia conectividad 5G. Aún así, hay quienes piensan -sobre todo en Occidente- que este gadget representa un futuro deprimente desde un punto de vista sociológico.

Para los japoneses, acostumbrados a tecnología realmente extrema y a un sistema de vida que para quienes viven de este lado del mundo no resulta nada familiar, es posible que Gatebox resulte un producto sumamente atractivo. Después de todo, esta es una sociedad conocida por disfrutar de porno ilustrado en anime y que ha inventado, entre otras cosas, almohadas de compañía y abrigos que abrazan.

Azuma Hikari es el nombre la chica anime que reside dentro de Gatebox, un recipiente transparente de 20 pulgadas de alto con base plástica. El mismo integra bocinas, micrófono, cámara y sensores de movimiento, humedad y luz. Cuenta con conexiones Wi-Fi, Bluetooth e infrarroja para comunicar con otros dispositivos. Asimismo, cuenta con puerto HDMI y para PC. Su peso es de 11 libras y se complementa con aplicaciones para iOS y Android.

¿Te interesa? Gatebox está actualmente en preorden para los mercados de Japón y Estados Unidos por 2,520 dólares. De momento solo hay 300 unidades disponibles.