Home Opinión Facebook todavía quiere saber cómo usas las demás apps en tu móvil

Facebook todavía quiere saber cómo usas las demás apps en tu móvil

por Rocio Diaz

Si tienes un smartphone lo más probable es que tengas varias decenas de aplicaciones instaladas, algunas de ellas de uso muy frecuentes, otras que apenas has usado una vez y no has borrado por dejadez o vagancia. 



Dependiendo de tu nivel de compenetración e interés por la escena social que se desenvuelve en los entornos digitales y virtuales, es muy probable que tengas unas cuantas aplicaciones de este tipo en tu smartphone o tableta, entre ellas elementos tan populares como Instagram, WhatsApp, YouTube y, por qué no, Facebook. 

Con 1.5 mil millones de usuarios activos por mes, Facebook es la más usada de las redes sociales, dominando el escenario desde 2010, según nos recordó por estos días esta animación de The Next Web. Pese a ser el líder, no todo el que es usuario opta por instalar la aplicación, siendo la razón más común que es pesada y consume mucha data. 

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

The most popular social media networks each year, gloriously animated. ⠀⠀ ⠀⠀ Read the whole story via the link in our bio.

Una publicación compartida de TNW (@thenextweb) el

En respuesta a una realidad conocida y reconocida, Facebook lleva algún tiempo ofreciendo una versión “lite” de su aplicación. Esta inteligente decisión es un claro indicio de que la compañía “escucha” a sus clientes y trata de adaptarse a sus necesidades, y eso nos lleva a una cuestión que lleva meses (años, en realidad) debatiéndose: ¿cómo es que Facebook sabe exactamente qué ofrecer al público, extensivo a Instagram, WhatsApp y Messenger, sus otras aplicaciones?

La respuesta a esta pregunta es muy obvia, pero cuesta quizás un poco admitirlo: nosotros mismos proveemos la información, y Facebook se encarga descaradamente de darle seguimiento más allá de sus fronteras. Esta es la parte que ha metido en problemas a Facerbook una y otra vez, sobre todo porque tal seguimiento suele suceder sin consentimiento expreso de los usuarios y traspasa además las áreas de su dominio. 

Trucos usados por Facebook para hacerse de información valiosa, sea para publicidad o mejoras a sus ofrecimientos, son muchos y van desde una supuesta VPN (Onavo) que era un realidad un rastreador hasta relaciones dudosas con terceros (Cambridge Analytica) y aplicaciones como la descontinuada Facebook Research, que terminó metiendo a la compañía en tremendo lío con Apple

eye ai

Estamos permanentemente bajo rastreo online

Para quienes no lo recuerdan, Facebook Research era un programa que donde se ofrecía 20 dólares a usuarios de 13 a 35 años a cambio de un acceso casi total a sus equipos. El escándalo vino por los mecanismos empleados por Facebook para ofrecer acceso en iOS, los cuales violaban las políticas de Apple. Esta en respuesta terminó revocando el certificado de desarrollador empresarial a Facebook, esencialmente bloqueándola en ese entorno. 

Bien. A 5 meses de este incidente, Facebook vuelve a la carga con el mismo tema, solo que de manera transparente. En estos días la compañía presentó Facebook Study, esencialmente lo mismo que Research con la diferencia de que la edad mínima para participar es 18 años y hay además una declaración de intención que no deja lugar a dudas sobre su objetivo. 

En pocas palabras, instalar Study proveerá a Facebook data respecto a la forma en que se usan otras aplicaciones, y a cambio de ello la empresa pagará a quienes participen. 

FB Study

Así es Facebook Study

Podría decirse que Facebook aprendió su lección y por eso presenta Study con la transparencia que estuvo ausente en Research. Si bien es encomiable el cambio de actitud, no deja de generar sospechas y cierta controversia, sobre todo cuando se mira la cuestión desde el punto de vista de los esfuerzos que supuestamente hace la compañía para enfocarse en privacidad. Peor aun, hay quienes consideran que aplicaciones como Study van en detrimento del concepto de privacidad como tal al atar su acceso a una compensación. 

¿Le darías acceso a tu teléfono a Facebook a cambio de un par de dólares? Sin duda habrá quien encuentre la oferta irresistible, pues se estará ganando un dinero sin hacer “nada”, pero ese “nada” en realidad implica muchas cosas que solo con el tiempo podrán inferirse. 

Lamentablemente dar acceso a nuestra privacidad es demasiado fácil en esta época, pues todo lo que hacemos online deja un rastro que es aprovechado no solo por compañías como Facebook, sino por hackers y otros personajes menos que agradables. Las redes nos manipulan y nos llevan a compartir más de la cuenta, y es algo sobre lo que todavía no hemos tomado conciencia a nivel colectivo. Mientras tanto, si quieres participar en Facebook Study, aquí está el link. Solo disponible para Android.