Home Cámaras Fotografías instantáneas, un recuerdo divertido que sigue vigente

Fotografías instantáneas, un recuerdo divertido que sigue vigente

por Rocio Diaz

Tomar fotos es ahora mismo algo muy fácil: basta con sacar el smartphone, abrir la cámara y hacer clic. En esa misma medida es también fácil compartir esas fotos, pues además de la opción de publicar directamente en redes sociales como Facebook o Instagram hay la posibilidad de mandarlas a contactos selectos a través de plataformas como WhatsApp o bien por correo electrónico. 



Con el desarrollo y avance de la fotografía digital podría decirse que los servicios de revelado e impresión de fotos sufrieron una baja, pues incluso los álbumes recibieron este tratamiento, convirtiéndose más bien en portarretratos interactivos que decoran paredes y escritorios en oficinas y hogares con imágenes cambiantes. 

Aun cuando lo digital reina en la mayoría de los aspectos de nuestras vidas, hay un atractivo asociado a lo físico y tangible que resulta insuperable y que por ende añade un valor.  Siguiendo esta línea de pensamiento nos encontramos con que en el mercado hay varias opciones de bolsillo para impresión inmediata de esas fotos tomadas con el móvil, aparte de que las cámaras que toman y generan instantáneas al momento aun se venden, actualizadas para incorporar lo último en tecnología. 

Una de las marcas asociadas a la fotografía instantánea es Polaroid, que estuvo presente en CES 2019 probando el punto de que aun todavía hay mercado para este concepto con un stand que resaltaba por lo llamativo y dinámico. Cámaras que integran tecnología de impresión ZINK (Zero Ink, o cero tinta) y una impresora que conecta de manera inalámbrica al smartphone forman parte su oferta en ese sentido. 

La cámara instantánea que más asemeja la experiencia clásica es la Polaroid Mint, una cámara básica de exterior colorido que está diseñada para usarse de manera vertical siguiendo la tendencia de los smartphones y los millennials. Por 100 dólares se tiene acceso a un equipo que reproduce fotos en formato 2×3 pulgadas que bien pueden repartirse o bien pegarse en un álbum o cualquier otra superficie sin correr el riesgo de que se borronee o se corra la tinta. Tres modos de fotografía, flash automático y espejo para selfies forman parte del paquete. 

Polaroid Pop, con pantalla touch LCD de 3.97 pulgadas y la capacidad de tomar fotos de 20 megapíxeles, video 1080P y crear GIFs, ofrece una experiencia de uso más avanzada que Mint. Este modelo incluye igualmente la tecnología de impresión ZINK, reproduciendo las imágenes en formato 3.5 x 4.25 pulgadas en papel resistente al agua y que puede adherirse a álbumes y otras superficies. Esta vale 200 dólares y está disponible en Amazon.

Para aquellos que solo desean poder sacar en físico sus fotos almacenadas en el smartphone de una manera rápida y sencilla Polaroid ofrece la impresora de bolsillo Mint, compatible con iOS y Android. La aplicación que le acompaña permite agregar bordes y otros efectos a las fotos para un resultado más personalizado y divertido. El tamaño de las instantáneas es 2×3 pulgadas y su precio es 130 dólares.