Home TI Galaxy V, para continuidad del centro de datos

Galaxy V, para continuidad del centro de datos

por Rocio Diaz
centro de datos

De la misma forma en que la Internet se ha convertido en parte vital del mundo globalizado ocurre los mismo con los centros de datos, que a grandes rasgos pueden describirse como grandes repositorios de información.

A todos nos ha pasado alguna vez que entramos a una página o recurso en internet y el mismo no está disponible, lo que nos causa cierta ansiedad y depresión en el momento. Muchos factores entran en juego para que esto ocurra, pero sin duda la continuidad del centro de datos es una de las más críticas, y ahí es donde interviene la plataforma Galaxy V de Schneider Electric.

Introducida en 2014 con la serie Galaxy VM, a la que siguió la serie Galaxy VX en junio de 2016, Galaxy V es una plataforma diseñada para ofrecer modos de alta eficiencia, escalabilidad, modularidad e integración de almacenamiento de energía Li-ion para una alta fiabilidad. En su diseño y visión fue tomado en cuenta el alto cecimiento que ha experimentado el volumen de data a lo largo de los años, tendencia que se mantendrá en vista de IoT y otros conceptos actualmente en desarrollo.

Así, por ejemplo, las soluciones robustas de Galaxy VX ofrecen diseño modular distribuido que compensa la redundancia y capacidad del sistema de potencia a través de armarios de potencia incrementales de 250kW por unidad.

Galaxy VX

Al ofrecer dos opciones de armarios de entrada y salida (I/O), Galaxy VX elimina la necesidad de cambiar el gabinete de I/O al escalar la potencia, lo que permite la redundancia interna del gabinete de potencia. Esta arquitectura mejora la fiabilidad general del sistema, reduce el tiempo medio de reparación y permite niveles más altos de protección y tolerancia a fallos.

Los amplios rangos de potencia de Galaxy VX, disponibles de 500kW a 1500kW, responden a la necesidad de alta disponibilidad al proporcionar un soporte de alimentación completo y versátil para un mercado de centros de datos diverso. Esto incluye centros de datos medianos e hiperescalables que requieren una cantidad creciente de energía para la continuidad y la fiabilidad del servicio.

A medida que la computación en la nube y los modelos de TI colocados continúan expandiéndose en la empresa, hay un foco creciente en la eficiencia energética para apoyar el traslado a los centros de datos de hiperescala a nivel mundial.- Pedro Robredo, vicepresidente de Secure Power Systems de Schneider Electric.

Galaxy VX está totalmente gestionado a través de la monitorización remota basada en nube StruxureOn de Schneider Electric, donde se presenta como un conjunto integrado de aplicaciones de gestión de infraestructuras de centros de datos (DCIM). Tres modos de operación flexibles permiten optimizar los entornos de TI:

  1. Modo de doble conversión: reduce las pérdidas de conmutación mediante tecnología de convertidor de cuatro niveles. La reducción de la tensión de conmutación ofrece mayor fiabilidad y reducción de la tasa de fallos y proporciona una eficiencia de hasta un 96.4 por ciento.
  2. Eco Modo: modo de economía tradicional que ofrece hasta un 99 por ciento de eficiencia.
  3. Modo de ECOnversion: un híbrido entre Eco Modo y el modo de doble conversión, eliminando la necesidad de hardware adicional para la limpieza de energía. Ofrece el nivel de desempeño de doble conversión con una eficiencia de hasta 99%.

Galaxy VX está disponible con opciones flexibles de almacenamiento de energía, incluyendo baterías de Li-ion, las cuales mejoran la capacidad de administración de almacenamiento, reducen la complejidad de mantenimiento y disminuye los requerimientos de espacio físico. Optimizado para las capacidades de carga mejoradas de Li-ion, Galaxy VX puede descargar rápidamente y recargar muy rápidamente en una situación de interrupciones múltiples.

Para ciertas instalaciones, Galaxy VX está disponible como parte de una arquitectura prefabricada en una plataforma de potencia para simplificar el despliegue e instalación del UPS. El sistema pre-ensamblado incorpora el UPS y todos los componentes principales de la infraestructura eléctrica del centro de datos incluyendo las baterías, el interruptor de transferencia automática (ATS) y el conmutador para minimizar el tiempo de instalación y los errores en el sitio. Esto proporciona a los clientes una solución sencilla e integrada que permite el despliegue rápido de nuevas capacidades de potencia y cálculo para soportar el crecimiento de sus centros de datos.