Home Alimentos La automatización llega hasta ensaladas con Sally

La automatización llega hasta ensaladas con Sally

por Rocio Diaz
ensalada

¿Que tan difícil es hacer una ensalada? Todo depende de los ingredientes y el estilo, pero en general basta con cortar algunos vegetales y aderezarlos al gusto. Pese a lo fácil que es -en teoría, al menos- hacer una ensalada, hay gente por ahí que entiende el proceso puede simplificarse aún más por vía de la automatización.

Es aquí donde entra Sally, básicamente una máquina dispensadora de ensaladas que puede hacer más de mil combinaciones con 21 contenedores de ingredientes.

Pese a que es presentada como un robot por su creador, Chowbotics, he aquí un típico caso de automatización donde como quiera se necesita de alguna intervención humana: la única función de Sally es mezclar los ingredientes, los cuales deben ser cortados y colocados en sus respectivos contenedores por una persona.

Al tratarse de una máquina, Sally tiene algunas limitantes, tanto a nivel de funciones como de ingredientes que puede trabajar. Pese a que puede hacer alrededor de mil tipos de ensaladas, Sally no puede mezclar dos a la vez. Asimismo, por ahora los aguacates representan un reto por su textura blanda.


Chowbotics contempla dos formas de sacar provecho a Sally. Para restaurantes y cafés puede ser una ayuda en la preparación de ensaladas, mientras que en ambientes corporativos puede ser una opción más saludable de comida rápida y automatizada, tipo máquina expendedora. De hecho, fue en esta última forma que debutó en Galvanize, un espacio de co-trabajo y academia de codificación en San Francisco. En este lugar Sally incluye un menú a  cargo del chef ejecutivo de Google, Charlie Ayers, pero los clientes pueden crear su propia ensalada por igual.

En su versión autónoma, Sally sería ideal para escuelas, aeropuertos y sitios donde la gente usualmente busca opciones de comida rápida o de autoservicio por no disponer de mucho tiempo. La máquina tiene un costo de 30,000 dólares y de momento no se contempla una versión más compacta y asequible para hogar. El precio de las ensaladas ya dependerá de cada sitio. En el caso de Galvanize, por ejemplo, el promedio son 8 dólares.

Chowbotics, cuya idea de negocios no se limita a ensaladas, sino a poner a los robots al servicio de la industria de la comida, logró recaudar 5 millones de dólares en una ronda de financiación realizada en marzo pasado. Es probable que los fondos le sigan llegando. ¿Qué opinan ustedes?