Home Apps La cuarentena por COVID-19 impulsa apps de videoconferencia

La cuarentena por COVID-19 impulsa apps de videoconferencia

por Rocio Diaz
Videocall

Con más de un millón de infectados y 52 mil muertes a nivel global al momento de este escrito, para nadie es secreto que la pandemia del coronavirus COVID-19 ha puesto al mundo patas arriba, causando estragos en las economías de cada país y haciendo colapsar los servicios de salud. 



Dentro de este panorama, dado el alto nivel de contagiosidad del virus, a la humanidad no le ha quedado más tendió que recogerse, ya sea voluntariamente (la minoría de los casos) o a través de un mandato de cuarentena y aislamiento social impuesto por las autoridades correspondientes, esto último con todas las consecuencias e implicaciones a nivel colectivo e individual. 

Aún con la economía mundial semiparalizada y el prospecto de una recesión histórica, el trabajo en muchas empresas continúa durante esta pandemia -desde casa obviamente- y eso ha llevado a una explosión en la demanda de aplicaciones de colaboración y videoconferencias como Microsoft Teams, Zoom y otros.

La idea con estas herramientas resulta obvia en el contexto laboral remoto, pues ofrecen una forma de comunicación y colaboración en tiempo real que puede hacerse tanto de manera “presencial” (videollamadas, videoconferencias y demás) como por escrito, todo desde una misma plataforma que permite la participación de múltiples personas a la vez y que, en algunos casos, al menos, ofrece un registro de todo para la posteridad.

En los últimos 15 días lo que son Microsoft Teams y Zoom han estado sonando mucho, siendo esto una evidencia empírica del crecimiento experimentado a raíz de la pandemia del coronavirus. Dos semanas atrás, por ejemplo,  Teams colapsó momentáneamente en Europa por el exceso de usuarios conectados al inicio de la semana laboral. En cuanto a Zoom, no han faltado las historias graciosas de deslices de usuarios que olvidan estar en el aire y tampoco han faltado las situaciones en donde la seguridad de la plataforma ha quedado en entredicho tras revelarse que esta filtra datos y podría incluso facilitar el robo de contraseñas.

La demanda de estos servicios que permiten conectar gente remotamente más allá de un chat es tal que hasta Skype se ha beneficiado, ahora contando con alrededor de 40 millones de usuarios diarios. Houseparty, que inicialmente no va orientada a trabajo, es otra que ha estado creciendo durante esta pandemia. Al igual que Zoom, ha habido quejas respecto a la seguridad de esta última, ya que se acusa a la misma de aumentar el nivel de vulnerabilidad de hackeo de sus usuarios.

El crecimiento que registran estos servicios de videoconferencias tan solo demuestra algo que siempre se ha sabido: aún en tiempos de crisis aparecen oportunidades coyunturales de beneficio. Supermercados y farmacias son otro ejemplo. 

Y tú, ¿cuál de seis servicios usas y por qué? Déjanos saber en la sección de comentarios.