Home Tecnología Lo último: baterías y wi-fi ultrarrápidos

Lo último: baterías y wi-fi ultrarrápidos

por Rocio Diaz

Baterías que se descargan al vuelo y conexiones mediocres de internet, especialmente Wi-Fi, son una constante en este mundo dominado por smartphones, tabletas y demás dispositivos móviles. Sin llegar a exagerar las cosas, bien puede decirse que una parte considerable de la humanidad depende de esos dispositivos y conexiones para hacer su trabajo, entretenerse y hasta defenderse en situaciones fuera de lo común. Una batería mala y una conexión inestable no sirven de mucho realmente, por eso es bueno saber que científicos de la Universidad Tecnológica de Nanyang (Singapur) y el equipo de investigación y desarrollo de Samsung han presentado avances considerables en ambas áreas.

Baterías más duraderas y rápidas

Cuando se habla de baterías rápidas es en referencia directa al tiempo que toman recargarse, un factor crucial para la tecnología móvil. Si bien es cierto que el iPhone, por poner el ejemplo, se carga relativamente rápido, excepto cuando está llegando al tope, no es menos cierto que resulta tedioso y hasta cierto punto inseguro usar el dispositivo mientras está conectado al cable para hacer llamadas, navegar por internet o bien chatear.

Científicos de la Universidad Tecnológica de Nanyang, liderados por el profesor asociado Chen Xiaodong, han logrado desarrollar una batería que en apenas 120 segundos toma 70% de su carga, con el beneficio añadido de que son más duraderas que sus contrapartes tradicionales. ¿Cómo lo hicieron? por un lado, nanotecnología. Por el otro, sustitución de materiales tradicionales.

En concreto, los científicos de Nanyang tomaron la estructura normal de una batería de iones de litio y sustituyeron el grafito usado normalmente en el ánodo por un gel a base de dióxido de titanio e hidróxido de sodio, los cuales se mezclan a cierta temperatura en un proceso que ha sido descrito como muy fácil. La nanotecnología, aplicada al dióxido de titanio, juega un papel fundamental al acelerar las reacciones químicas que se dan a lo interno de la batería. El resultado es una batería que carga mucho más rápido y que ofrece vida útil de 10,000 ciclos.

La tecnología para estas baterías ya está patentizada, y, por supuesto, ha generado interés en la industria. Para Rachid Yazami, coinventor del ánodo de grafito de litio 30 años atrás, el avance de Nanyang es de suma importancia. Se espera que estas baterías estén en uso dentro de dos años, no solo para beneficio de smartphones o tabletas, sino también para carros eléctricos, que no resultan tan atractivos precisamente por el tema de lo lenta que es la recarga.

El Wi-Fi ultrarrápido de Samsung

¿Se te hace tedioso transferir o descargar películas? ¿Sufres con streaming que constantemente se interrumpe? Samsung, que ha desarrollado un Wi-Fi que aprovecha el espectro de 60 GHz, puede solucionar ambas situaciones de una manera que incluso haría posible hacer transmisiones desde móvil hacia televisión en tiempo real.

samsung-hq_0

Conocido como estándar 802.11 ad, esta versión de Wi-Fi desarrollada por Samsung es capaz de alcanzar una velocidad máxima de transmisión de 4.6 Gbps (575 MB/s), cinco veces más rápido que el estádar 802.11ac (108 MB/s), actualmente en uso. Transferir una película de 1 GB de un dispositivo a otro tomaría menos de 3 segundos en teoría.

¿Por qué no se había logrado ese nivel de velocidad antes? Parece ser que el espectro de 60 GHz es la clave aquí: una frecuencia 10 veces más rápida que las de 2.4 y 5 GHz, utilizadas por distintas versiones de Wi-Fi, pero que a la vez presentaba algunas dificultades por el lado de robustez de la señal y desempeño. Avances en tecnología de módems, desarrollo de antenas de amplia cobertura que forman haces y apalancamiento del diseño de circuito milímetro-onda hicieron capaces el nuevo estándar desarrollado por Samsung, que es capaz de mantener su máxima velocidad al eliminar la interferencia entre canales.

Quizás el último párrafo no se entienda del todo, pero lo importante es saber que ya existe un Wi-Fi más rápido y estable, con disponibilidad comercial pautada para 2015.