Home Drones Los drones son más que diversión o fotografía

Los drones son más que diversión o fotografía

por Rocio Diaz
drone-montaña

Desde prácticas entregas a domicilio hasta supervisión agrícola e industrial, es mucho lo que puede hacer con drones, sin duda uno de los dispositivos tecnológicos más versátiles de los últimos tiempos. 

Es interesante que al día de hoy los drones sean sinónimo de fotografía y vídeo aéreo para fines recreativos o de diversión, pues lo cierto es que el origen de estas pequeñas aeronaves no tripuladas es militar, algo que suele repetirse con cierta frecuencia en el mundo tecnológico, empezando por la propia Internet.

Es innegable el énfasis social que se ha estando dando a los drones, sobre todo por el lado de selfies y tomas grupales. Ejemplo de esto es la más reciente oferta de DJI -uno de los fabricantes de drones mejor valorados en la actualidad-, llamada Spark, y propuestas diminutas y autónomas como SMAO. Sin embargo, tal como dejan entrever el título e introducción de esta entrada, la utilidad de estos aparatos es mucho más amplia.

Pese a incidentes como el ocurrido hace unos años en TGI Friday’s, compañías como Amazon y Domino’s Pizza ven un futuro dominado por entregas a domicilio vía drones, con pruebas exitosas por parte de ambas.

De la entrega a domicilio de comidas y paquetería de uso personal pasamos al ámbito médico y de emergencias. En 2014 la Universidad Tecnológica de Delft en Holanda mostró el concepto de dron-ambulancia equipado con lo necesario para atender situaciones de emergencias médicas donde el tiempo es crucial. La idea ha sido extendida para realizar la oportuna entrega de medicinas en lugares rurales, con Ruanda (Africa) estrenando el primer sistema de este tipo.

República Dominicana no se queda atrás y esta semana fue realizado el primer envío de muestras de sangre por esta vía con la colaboración del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), Parque Cibernético de Santo Domingo, Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) y Matternet, una startup fundada por la dominicana Paola Santana con el objetivo de facilitar el acceso mundial de bienes a través de una red de drones.

Siguiendo con el tema de salud y emergencias, en la playa Algarrobo de Chile fue demostrado el uso de drones para rescatar bañistas, una solución que en términos de tiempo y precisión superan a salvavidas profesionales, aunque más bien la idea es que se complementen mutuamente.

Uno de los usos más interesantes que se pueden dar a drones es el que propone BioCarbon Engineering, una startup fundada por un ex ingeniero de la NASA, para fines de reforestación.

Con el uso de drones que se encargarían por un lado de analizar el terreno a reforestar para conocer las necesidades y trazar la ruta más óptima y por el otro de dispersar las semillas desde el aire, BioCarbon Engineering considera posible sembrar mil millones de árboles en un año para fines de reforestación industrial. Una vez dispersas las semillas un equipo de drones sobrevolaría las áreas intervenidas para fines de seguimiento y retroalimentación.

Esta forma de reforestar garantiza la siembra de 100,000 árboles por día por apenas 20 por ciento del costo de su contraparte manual. Dada la situación actual a nivel de medioambiente, donde contaminación y cambio climático dominan el escenario, una idea como esta es digna de ser tomada en cuenta.