Home Redes sociales Los líos de Facebook van en aumento

Los líos de Facebook van en aumento

por Rocio Diaz
No FB

Facebook lleva tiempo bajo la lupa, pero las cosas se han intensificado considerablemente en las últimas semanas gracias a gente como Frances Haugen, una exempleada de la compañía que ha estado filtrando informaciones internas y compareciendo ante el congreso estadounidense. 

Gracias a Haugen, la gente se ha enterado del grado de cinismo con que se maneja Facebook, donde las decisiones siguen la máxima capitalista de generar ingresos de la manera que sea, sin reparar en daños colaterales o en el bienestar de los usuarios de la plataforma y sus servicios.

Es así como Instagram, por ejemplo, ha estado consciente de los efectos nocivos de ciertos contenidos sobre adolescentes que son sensibles por el lado de autoestima y aspecto físico. Aun estando conscientes, los de Facebook no hicieron nada, optando en cambio por divisar nuevas formas de sacar provecho a ese grupo demográfico, el cual resulta muy atractivo por el lado de posibles formas de generar ingresos y crecimiento.

Haugen recientemente dio la cara al comparecer en el programa de televisión estadounidense 60 Minutes, donde ofreció una serie de detalles y declaraciones escalofriantes -aunque no del todo inesperadas- sobre la forma en que manejan las cosas a lo interno de Facebook. 

Cualquiera pensaría que es suficiente para Facebook tener que lidiar con una exempleada como Haugen, quien ha recibido apoyo tanto de parte del congreso estadounidense como del público.  

Para mala fortuna de Facebook, y quizás para beneficio del público en general, Haugen no está sola. Una segunda exempleada, Sophie Zhang, también está dispuesta a testificar contra la compañía. 

Zhang, una analista de datos que fue despedida en septiembre de 2020 por “pobre desempeño” según la versión oficial, ha indicado vía Twitter que ha provisto documentación detallada sobre potenciales violaciones criminales de la compañía a una agencia no identificada de cumplimiento de la ley. 

Las acusaciones de Zhang son tan graves como las de Haugen, y quizás hasta un poco más, pues tiene que ver con la manera en que Facebook supuestamente permite a gobiernos extranjeros aprovechar la plataforma para manipular el escenario político mundial y engañar a sus propios ciudadanos. 

Como es costumbre, Facebook se ha defendido de estas acusaciones ofreciendo datos relativos a la cantidad de gente (40,000) que revisa contenidos en 50 idiomas desde 20 localidades alrededor del mundo. La compañía alega que ha invertido 13 mil millones de dólares en reforzamiento y seguridad. También, según declararon a Business Insider, han deshabilitado 150 redes de manipulación de debate desde 2017.

¿Será verdad que Facebook está siendo atacada injustamente, como alegan sus ejecutivos? Dicen que cuando el río suena es por algo, y la realidad es que esta es una compañía que durante años viene sufriendo una grave crisis de reputación y de ética. 

El hecho de que Zhang alega que Facebook hizo lo posible por sacar del aire su website, donde hizo público un memo escrito antes de su despido en 2020 relativo a sus acusaciones, indica que algo desea ocultar la compañía.

¿En qué parará esta historia? Hay un marcado interés por poner a Facebook en línea a varios niveles, por tanto hay una posibilidad real de que algunas medidas se tomen. 

Después de conocer tantos detalles desagradables sobre Facebook, ¿cómo es que sigue siendo la plataforma más popular? Quizás sea que somos masoquistas.