Home Opinión ¿Mala idea los 280 caracteres en Twitter?

¿Mala idea los 280 caracteres en Twitter?

por Rocio Diaz
twitter

¿Quieres saber qué está pasando en el mundo o, de manera más específica, en tu país o comunidad? Basta con echar un vistazo a Twitter. Esta es la plataforma ideal para saber que lo que se mueve en cualquier ámbito, así como para medir reacciones inmediatas.

Una de las principales ventajas de Twitter, y su principal diferencia con otras redes sociales de uso extensivo como Facebook, es la naturaleza breve y concisa de lo que por ahí se comparte, algo que está intrínsecamente ligado a la limitante de 140 caracteres que ha llegado a definir a la plataforma a lo largo de su existencia.



Cierto es que en algún momento todos hemos deseado tener la posibilidad de expresar un poco más de una sola sentada en Twitter, siendo esta la razón por la que el año pasado dejaron de contar para fines de caracteres las imágenes añadidas a cualquier comentario. Se habló en el momento hacer lo mismo con enlaces, pero esto aún no se ha materializado, optando la compañía por empezar a probar alargando la cantidad de caracteres a 280, es decir, el doble de lo actual.

¿Será esta una buena idea? Analistas y especialistas en temas de redes sociales en Estados Unidos ven la movida de 280 caracteres con preocupación por el lado de la existencia y eventual sobrevivencia de Twitter, que desde que se hizo pública ha estado enfrentando situaciones de crecimiento estancado e inversionistas poco conformes con su desempeño. ¿La razón? el aumento amenaza con destruir la esencia de la plataforma.

Lo que ha ocurrido con Twitter por el lado de su debut en bolsa de valores es algo que ya se ha visto con otras startups y compañías de corte similar, entre ellas Zynga, GoPro, Snap y Facebook, con la diferencia de que esta última supo buscar otros rumbos a tiempo, muy en contra de los pronósticos que la daban por fracasada.

Un elemento común en historias de de IPOs que arrancan bien pero no necesariamente terminan del todo bien es la novedad que suponen modelos de negocios altamente valuados pero que en realidad no generan ingresos. Es por este motivo que servicios como Facebook, Twitter, Instagram y Snapchat, que no cuestan un centavo al cliente en su forma básica, poco a poco van introduciendo publicidad y algunos servicios que son por paga.

Fuera del complejo mundo de las acciones e inversionistas inconformes, hay otra cuestión que muchas veces es ignorada: lo que el público realmente desea. Desde que empezó a probarse este asunto de los 280 caracteres en Twitter, disponible por el momento a un número limitado de cuentas, los relajos y las quejas no han cesado, empezando por el tuit de Jack Dorsey, que fue editado para demostrar varios puntos.

Salvo algunas excepciones, la gente en su mayoría no parece querer 280 caracteres. Realmente se pierde la esencia de brevedad que otorgan los 140 caracteres, una cantidad que suele forzar a los usuarios a reformular sus pensamientos para poder tuitearlos sin problema. Esto, en cierto modo, representa una eficiencia a nivel de comunicación, algo sobre todo útil en un mundo dominado por la prisa y la falta de tiempo.

¿Qué quieren los usuarios de Twitter y que todavía la compañía no complace? Editar tuits. Sería un éxito poder corregir cualquier error sin tener que borrar el tuit y empezar de nuevo, que es como hasta ahora se maneja este tema. Otra cosa que podría ayudar es no contar las URLs como parte de los caracteres, tal como se había propuesto el año pasado.

Si eres de los que ha tenido la oportunidad de probar el nuevo formato de 280 caracteres, cuéntanos tu parecer en la sección de comentarios. Si aún no te toca pero te gustaría probarlo, chequea esta recomendación de The Verge.