Home CES 2021 Resuelve el tema de la carga de equipos al viajar con nomadplug

Resuelve el tema de la carga de equipos al viajar con nomadplug

por Rocio Diaz
nomadplug

Si alguna vez has viajado a Europa, es probable que te hayas topado con una situación que puede poner todo en jaque, sobre todo si se trata de una visita de trabajo: los enchufes son muy diferentes, y no necesariamente se acomodan a los cargadores de tus equipos.

En esta situación, que se da igualmente al visitar países asiáticos, no queda más opción que comprar un adaptador. La ventaja es que hasta en el aeropuerto se pueden conseguir. La desventaja, algo que los grandes fabricantes de smartphones quieren erradicar: terminamos acumulando una cantidad impresionate de estas cosas porque, con frecuencia, las extraviamos o, peor, no estamos seguros de si el que tenemos es adecuado para el viaje que vamos a realizar.

La solución a esta problemática, que es quizás más común de lo que cualquiera pudiera imaginar, es un adaptador universal, con suficientes conectores para satisfacer los diferentes estándares en existencia y un diseño que asegure oportuna disponibilidad.

En el marco de CES 2021 tuvimos oportunidad de conectar con Ryan Silberman, quien nos habló de una propuesta que cumple con los parámetros ya mencionados. Se trata de nomadplug, y, con sobrada razón, el producto se define como el último adaptador que jamás comprarás.

Además de práctico y funcional, nomadplug es un adaptador elegante, con un diseño estético que no guarda relación alguna con el enfoque utilitario que suele darse a estos accesorios. Los materiales, a diferencia de esas versiones que se compran para salir del paso, son de alta calidad, lo que asegura durabilidad.

nomadplug
Componentes nomadplug

La clave de todo en el adaptador universal nomadplug es su diseño modular. Usarlo es bien fácil, tal como demuestra Ryan en el video que acompaña esta entrada.

En CES 2021 se lanzó la versión de 18 vatios, la cual vale 74.99 dólares. Sin duda, una inversión que en largo plazo vale la pena.