Home Salud Si tienes un iPhone 12 y usas marcapasos o defibrilador, lee aquí

Si tienes un iPhone 12 y usas marcapasos o defibrilador, lee aquí

por Rocio Diaz

Una de las características que define al iPhone 12 es la inclusión de la tecnología MagSafe, la cual, a través de magnetos, crea todo un ecosistema de accesorios que pueden colocarse en la parte trasera del teléfono y que facilitan procesos como el de la recarga inalámbrica.

No hay dudas de la funcionalidad extra que brinda MagSafe, pero, para quienes usan un marcapasos o defibriladores para mantener su salud cardiaca, estos magnetos pueden ser un grave problema.

Hace unas semanas, investigadores del Instituto Cardiovascular Henry Ford en Michigan, Estados Unidos, pusieron a prueba el comportamiento de un defibrilador cardioversor implantable (DCI) en las cercanías de un iPhone 12, y los resultados son un tanto alarmantes.

Magsafe
MagSafe y los magnetos en iPhone 12 podrían ser un problema para quienes llevan marcapasos o defibriladores implantables

De manera particular, probaron con un DCI de la marca Medtronic, y observaron que cada vez que el iPhone 12 se acercaba al pecho de la persona, específicamente por el lado izquierdo, el defribilador dejaba de funcionar, representando un peligro para quienes dependen de estos aparatos para su función cardiaca.

La función de un DCI es monitorear el ritmo cardiaco para detectar latidos irregulares y, en respuesta, enviar un choque eléctrico que corrija la anomalía. Suelen operar con baterías.

¿Qué tiene iPhone 12 que ver con todo? Los magnetos integrados para hacer la conexión con MagSafe, al igual que radios y otros elementos, tienen el potencial de generar un campo electromagnético que puede interferir con el funcionamiento de defibriladores y marcapasos. Este punto parece quedar probado con el estudio del Instituto Henry Ford, por tanto, es necesario tomar precauciones.

Pese a que iPhone 12 no es el único teléfono en integrar magnetos, Apple ha actualizado sus lineamientos de seguridad en atención a lo reportado y ahora aconseja a usuarios con marcapsos y defibriladores implantados mantener estos teléfonos a una distancia prudente, específicamente 6 pulgadas en condiciones normales y 12 pulgadas cuando estén cargando de manera inalámbrica. Adicional a ello, recomienda ponerse en contacto con el médico y con fabricante de esos equipos médicos especializados para medidas adicionales.

Tan serio es este tema que Apple aconseja no usar iPhone 12 si aún con las precauciones se observa que elteléfono interfiere con el marcapasos o el defibrilador a un punto que atente contra la salud.