Home Opinión Sin cargador: esa podría ser la nueva norma en smartphones

Sin cargador: esa podría ser la nueva norma en smartphones

por Rocio Diaz
Cargador

¿Con qué frecuencia cambias de marca a la hora de comprar un smartphone? Pese a la enorme variedad que hay en el mercado, la gente tiende a ser fiel a un fabricante, ya se trate de Apple, Samsung o OnePlus. 



Podría decirse que entre usuarios Android es más fácil un cambio de una marca a otra que en el caso de iOS, donde tal decisión implicaría un cambio muy brusco en lo que respecta a interfaz y sistema operativo, entre otras cosas. Aún así, tales cambios se han dado, en ambos sentidos. 

¿A que viene la pregunta? Días atrás se rumoreaba que Apple no incluiría cargador o audífonos con el venidero iPhone 12, por razones que podrían ser tanto ecológicas como financieras. Por supuesto, la potencial movida no ha sido bien recibida por usuarios -existentes y potenciales-, con críticas contundentes por parte de analistas de tecnología, influencers tecnológicos, tech bloggers y demás. 

Para mucha gente, la movida de eliminar el cargador y los audífonos del paquete se resume en “Apple siendo Apple”, pero, ¿y si esto forma parte de una tendencia a lo interno de fabricantes de smartphones? Otro rumor indica que Samsung estaría contemplando no incluir cargador con sus teléfonos a partir de 2021, y no faltaron quienes maldijeron a Apple por “dar el primer paso”. De manera concreta, se dice que uno de los primeros modelos Samsung en venir sin este accesorio será el Galaxy S30 (llamado también S21), que potencialmente se estaría presentando en febrero del año próximo. 

Tal parece que la idea de eliminar el cargador de los paquetes de smartphones tomará una ruta similar a la eliminación del puerto de 3.5 milímetros para audífonos o la adopción casi universal de USB-C. A diferencia de estas dos instancias, la actual tendencia no buscaría imponer un estándar ni cosa similar, sino que la decisión estaría basada en cuestiones de ecología y medioambiente. 

La premisa que explicaría el tema es la siguiente: la basura electrónica crece exponencialmente cada año y su manejo es pésimo en términos generales. Contribuyen al problema la cultura de consumismo que sigue arropando al mundo, la celeridad con la que salen equipos nuevos cada par de meses y la forma alegre y “sin consecuencia” con que desechamos nuestros equipos al adquirir uno nuevo. 

Con cada nuevo equipo que compramos vamos almacenando audífonos y cargadores, los cuales terminamos regalando en el mejor de los casos, aunque lo más común es desecharlos al cabo de un tiempo. Siendo el caso que los cargadores se han estandarizado bastante en el ecosistema Android, la decisión de no incluirlos haría sentido. Partiendo de la pregunta con la que inició este artículo, en el ecosistema Apple es de esperarse que usuarios de larga data tengan varios cargadores a la disposición. El lío, por supuesto, vendría para usuarios de nueva entrada, sin importar el camino que tomen: a menos que un conocido o familiar les regale algún cargador extra, tendrán que comprarlo aparte, y eso puede ser un tema.

Un cargador -y podría argumentarse lo mismo para los audífonos, es parte vital e imprescindible de un smartphone, de ahí que las protestas no se hayan hecho esperar. El argumento de la basura electrónica, aún cuando hace sentido, es probable que no convenza a mucha gente porque se trata de un tema que al no ser “sexy” o atractivo ni suele generar mucho interés y es por tanto desconocido. 

Debe recordarse que estamos lidiando con presuntos rumores. Todavía falta que se materialice la decisión de no incluir cargador en el caso de Apple o Samsung para ver el rumbo que toman las cosas. Si llegara a darse el caso, el consumidor tan solo terminará acostumbrándose a la nueva norma o bien optar por fabricantes que sigan ofreciendo esos accesorios hasta que decidan unirse a la ola. Ya veremos. 

Por cierto. Se habla de que es la cabeza de los cargadores lo que no se incluiría. El cable supuestamente seguiría formando parte del paquete. En par de meses sabremos por fin qué hay con este tema.