Home Privacidad ¿Sorpresa? Facebook SÍ lee tus mensajes de WhatsApp

¿Sorpresa? Facebook SÍ lee tus mensajes de WhatsApp

por Rocio Diaz
Whatsapp Fb

Llevamos rato diciéndolo: en entornos online, la privacidad no existe. 

El último escándalo a este nivel involucra a Facebook y WhatsApp, donde la privacidad se supone queda protegida por cifrado de principio a fin. 

Bajo el precepto del cifrado de principio a fin, los mensajes están supuestos a ser cifrados durante el envío de un punto a otro. Solo al llegar a su destino termina este cifrado. 

¿Verdad o mentira? Cuando se trata de Facebook, la duda no tarda en hacerse presente. Desde que se anunció esta protección para WhatsApp en 2016, no pocos pusieron en duda su efectividad. 

Dado el pésimo historial de Facebook en cuestiones de privacidad y su necesidad innata de recolectar tanta data como sea posible, no extraña que las dudas respecto al cifrado en WhatsApp persistan al día de hoy. 

Desafortunadamente, un reporte de ProPublica parece dar la razón a los incrédulos. 

Según esta investigación, Facebook cuenta con alrededor de mil personas contratadas, diseminadas en Austin (Texas), Dublín (Irlanda) y Singapur, solo para revisar mensajes de WhatsApp que han sido clasificados como “inapropiados”.

La implicación está clara: el cifrado aquel desaparece a este nivel, por tanto es una falacia la privacidad en WhatsApp.

Facebook alega que estos son mensajes asociados a cuentas denunciadas por usuarios de WhatsApp. Según las políticas, este es el paso correspondiente, y para ello se envía una copia no cifrada de la conversación más reciente a esos moderadores para posterior análisis y monitoreo.

Tremendo escándalo, pero en cierto modo nos lo hemos buscado. Tenemos una forma atroz de usar no solo WhatsApp, sino cualquier red social, y esto es suficiente para justificar un nivel de vigilancia como el denunciado por ProPublica. 

Así como pueden leer mensajes denunciados, es de suponerse que en Facebook, a través de terceros, se tiene la capacidad de leer todo.

Ya lo saben. Ojo con lo que escriben por ahí.