Home Sostenibilidad Sostenibilidad, una meta a la que también deberían aspirar las oficinas

Sostenibilidad, una meta a la que también deberían aspirar las oficinas

por Rocio Diaz
Oficina

Para una buena parte de la población adulta a nivel mundial la oficina viene a ser una especie de segunda casa, el espacio donde pasan al menos ocho horas trabajando, muchas veces en colaboración mutua con otras personas.

A lo largo de las décadas numerosos estudios se han encargado de demostrar la importancia de ofrecer espacios de trabajo adecuados a la fuerza laboral a nivel tanto de espacio como de iluminación, ventilación y otras condiciones.



Un espacio de trabajo estrecho y mal iluminado resulta en poca productividad, lo mismo que equipos defectuosos o lentos. Un entorno ruidoso y caluroso tampoco ayuda a la causa, lo mismo que uno demasiado frío e inhóspito.

Las sillas, la disposición de las ventanas, las divisiones y la climatización son elementos importantes de una oficina, pero hay otros elementos que hacen una diferencia y que a su vez representan una oportunidad de sostenobilidad que debe ser aprovechada con el doble propósito de educar al personal y contribuir al medioambiente.

Veamos una estampa clásica en oficinas: los vasitos desechables de agua o café. Cierto es que en muchas ocasiones los empleados llevan su propia taza, pero también se da el caso de oficinas que no tienen las facilidades correspondientes. En estos casos la alternativa serían vasos de papel o de otros materiales menos dañinos al medioambiente, iniciativa que debe ir acompañada de reglas que apuesten al comedimiento en su uso y que lleven al reciclaje (si hay la facilidad) por vía de zafacones debidamente identificados.

El papel es otro punto importante para apoyar la sostenibilidad en las oficinas. Esos correos electrónicos donde se pide al receptor no imprimir el documento a menos que sea estrictamente necesario no son fortuitos, lo mismo que políticas que obligan a reutilizar el papel para labores de menor formalidad o importancia. No solo se busca ahorrar dinero con estas acciones, sino fomentar desde el área de labores del cuidado del medioambiente.

Cafe Oficina

Lo ideal es consumir café en tazas, siempre que haya la facilidad

Los propios fabricantes de impresoras y copiadoras y sus implementos (tinta, papel y otros consumibles), conscientes de la importancia de cuidar el medioambiente, ofrecen alternativas sostenibles y cuentan con políticas regionales o locales para reciclaje y otras acciones. Toca a cada empresa averiguar la disponibilidad de esos programas y así colaborar con la causa.

La tecnología, como se ha visto ya en más de una ocasión, es un gran aliado en el tema de la sostenibilidad, y en el caso de las oficinas, más allá de los equipos, pueden aprovecharse sus facilidades para hacer un consumo más responsable de energía y ofrecer climatización inteligente.

Hablando de climatización inteligente, vale la pena explorar nuevos materiales y técnicas de construcción que permiten justamente aprovechar ciertas características del entorno para hacer un uso menos intensivo de formas tradicionales de energía y demás. Ventanas que aprovechan y almacenan la luz solar y materiales aislantes son tan solo un ejemplo.

Por último, la reutilización de mobiliario y otros elementos a la hora de readecuar espacios es otra forma de impulsar sostenbilidad y, de paso ahorrar costos. La cultura en la oficina, el tipo de uso que se le da y las necesidades de la organización son elementos clave a la hora de dar un paso como este.

La sostenibilidad en las oficinas es uno de varios temas que serán tratados el I Congreso Latinoamericano de Sostenibilidad, Ecología y Evolución 2018 (SEE), el cual será realizado en Costa Rica del 26 al 29 de septiembre.

Si te interesa el tema y quieres adquirir conocimientos e intercambiar experiencias, regístrate aquí. Si quieres conocer más acerca del entorno laboral en América Latina, la cultura en la oficina y las tendencias en ese sentido, lee este artículo de Michelle Soto en LatinClima.