Home Medioambiente Sostenibilidad, una meta a la que también deberían aspirar las oficinas