Home Energía Tecnología bien aplicada podría ser clave en mejor uso de recursos

Tecnología bien aplicada podría ser clave en mejor uso de recursos

por Rocio Diaz

Hace años se viene diciendo que el planeta Tierra está en emergencia, siendo su mayor predador la gente, pues atento a industrialización, sobrepoblación y consumismo estamos literalmente acabando con todo, sin pensar en lo que quedará para generaciones futuras.

El estado de emergencia de la Tierra se evidencia en clima errático, extinciones y otros fenómenos naturales que suelen ser una consecuencia directo del uso y abuso que por décadas se ha estado dando a los recursos y el medioambiente.



Ante un panorama tétrico que tan solo parece ir en aumento la pregunta obligada es: ¿hay vuelta atrás? Aunque parezca que todo está perdido, hay esperanza de revertir ciertas situaciones, y en ello las tecnologías de nueva entrada pueden ser un gran aliado.

Como forma de llamar la atención sobre lo que está pasando con el planeta y el dispendio que los humanos -sus habitantes más demandantes y destructores- hacemos de sus recursos existe algo llamado “Día de la Sobrecapacidad de la Tierra“, haciendo referencia a la fecha en que la se habrá consumido todos los recursos naturales (alimento, fibras, madera y otros) que el planeta puede regenerar de forma natural en el plazo de un año.

Para este 2018 tan sobrecogedora fecha cayó el 1 de agosto, es decir, 152 días antes de que termine el año. Es importante hacer notar que desde aproximadamente 2004 esta fecha ha estado cayendo en algún día de agosto, mientras que entre 1986 y 2000 la tendencia era que cayera en octubre o más tarde. El patrón de cambio es notable en el gráfico que reproducimos a continuación.

EOD_Info_graphic_2018_v3

Fechas de sobrecapacidad de la Tierra de 1969 a 2018

Global Footprint Network, la organización que lidera una campaña de concienciación sobre este tema desde el año 2006, estima que en la actualidad la humanidad utiliza el equivalente a 1.7 Tierras al año debido a la sobreexplotación de los recursos naturales, y esto es un ritmo simplemente insostenible.

La tecnología, tan usada y omnipresente, puede representar una de las claves de cambio para revertir lo que sin duda no es una buena tendencia, y ciertamente es una filosoía compartida por Schneider Electric, que se ha unido a Global Footprint Network para fines de colaboración.

En base a su experiencia e gestión de la energía y automatización, Schneider Electric considera que con tan sólo modernizar los edificios, fábricas e infraestructuras de centros de datos  la fecha de sobrecapacidad podría retrasarse hasta 21 días, de manera tal que, en el caso de 2018, se acercaría más a septiembre que a julio.

Para lograr esa reducción, y quizás hasta aumentarla en el futuro, Schneider Electric ofrece recursos como EcoStruxure, una plataforma y arquitectura de diseño sostenible, capacitada para IoT. La idea es hacer un uso lo más eficiente de los recursos, y uno de lo más vitales y desperdiciados es justamente la electricidad.

Operar en un planeta con recursos finitos requiere creatividad e innovación. Desde Schneider Electric colaboramos con nuestros clientes y socios para desbloquear el potencial de modernización de las infraestructuras existentes, adoptando modelos de economía circular, y medimos hasta qué punto este potencial puede ayudarles a ahorrar recursos y CO2. Trabajamos para que nuestro desarrollo sea coherente con los recursos de nuestro planeta.- Xaver Houot, SVP Global Environment de Schneider Electric.

Como parte de su colaboración con Global Footprint Network, Schneider Electric ha lanzado el documento Vivir con recursos finitos: estrategias para la utilización sostenible de los recursos”, en el que se muestra una nueva manera de realizar negocios con la propuesta de soluciones que permitan un crecimiento sostenible que equilibre productividad y rentabilidad con el planeta y sus habitantes.

Energía es tan solo uno de muchos aspectos que pueden eficientizarse por medio de la tecnología. El planeta y su porvenir demandan de la búsqueda de sinergias que resulten en beneficios para todas las partes involucradas. En tecnología hay mucho que se puede aprovechar, y es cuestión justamente de unirse y colaborar.