Home COVID-19 Tu mascarilla facial no tiene por qué ser aburrida

Tu mascarilla facial no tiene por qué ser aburrida

por Rocio Diaz
Glaiel

Aparte de que nos transforman el rostro y nos dan calor, las mascarillas faciales tienen el problema de que son un tanto aburridas y estándares en diseño, viéndose alguna variedad y colorido en el caso de las que son de tela. 



Sí, todos sabemos que las mascarillas no son un accesorio ni algo que se utilice por gusto, sino que se trata de una adición a nuestro vestuario que tiene la misión de protegernos de un posible contagio de COVID-19. 

El hecho de que las mascarillas cumplan una función específica no impide que haya gente que le busque la vuelta para hacerlas más atractivas y llevaderas. Así, por ejemplo, se vio el caso recientemente de la propuesta de Huami de hacer una mascarillas transparente para facilitar la socialización dentro de la covidianidad. 

Si la idea de una mascarilla transparente no te atrae del todo, quizás esta idea para hacer en casa te guste más: mascarillas de tela que mediante luces LED integradas y programadas imitan los movimientos de la boca al hablar, con opción de esbozar una sonrisa cuando se hace un ruido particular con la lengua. 

La idea de tan moderna mascarilla es del programador y diseñador de videojuegos Tyler Glaiel, quien experimentó durante un mes cómo agregar emoción a esta nueva arma infaltable de uso diario. El resultado es lo que se ve en la imagen de entrada y el video, una mascarilla que se manifiesta a ritmo del que la lleva puesta, todo a través de reconocimiento de voz y un panel de luces LED removible que están controlados por una microcomputadora Arduino Nano que a su vez es impulsada por una pila de apenas 9 voltios. 

Como el propósito de una mascarilla de tela es reutilizarla, el panel de luces LED está integrado de una manera que resulta fácil de remover, pues simplemente se introduce dentro de un pequeño bolsillo en el interior de la mascarilla. Y como la desinfección y la higiene son más importantes que nunca, este panel puede igualmente esterilizarse periódicamente con luces ultravioletas. 

Tyler no tiene pensado hacerse de dinero con estas mascarillas: si te interesa una, tendrás que hacerla por tu cuenta Para los fines, ha compartido las instrucciones en su blog, mientras que el código de programación para las luces y el sistema de reconocimiento de voz está disponible en Github.

Solo unas pocas cosas se necesitan para hacer esta peculiar mascarilla, con un costo estimado de 50 dólares. Cableado elétrico, cinta pegante electrónica y un pequeño micrófono son algunos de los materiales a conseguir.