Home COVID-19 ¿Crees tener COVID-19? Pronto, las pruebas caseras serán una realidad

¿Crees tener COVID-19? Pronto, las pruebas caseras serán una realidad

por Rocio Diaz
Covid Test

Uno de los grandes problemas de la pandemia por COVID-19 que vive el mundo desde marzo pasado es la dificultad de hacerse la prueba correspondiente de manera oportuna y viable.

Desde un principio se ha dado preferencia a la prueba PCR por ofrecer ésta resultados más precisos. Para quienes no han pasado por esta experiencia, la misma consiste en extraer una muestra nasal con un hisopo que se introduce un tanto profundo por la nariz o la garganta. Una vez se tiene la muestra, ésta se somete a una reacción química para indicar la presencia o ausencia del virus. Una prueba rápida, en cambio, usualmente requiere de un pinchazo en el dedo para extraer una gota de sangre.

La escasez de estas pruebas PCR, sobre todo en los primeros meses de la pandemia, ha sido uno de los factores que ha contribuido a que la situación nunca haya estado realmente bajo control, con picos y bajas que se han manifestado a lo largo de los meses.

La prueba casera de Ellume para COVID-19

Desde los primeros días de la pandemia ha habido un marcado empeño por desarrollar una vacuna eficiente para al menos paliar los síntomas de COVID-19 y reducir la tasa de contagio. Al momento de este escrito, la vacuna es una realidad, con Pfizer, Moderna y Astra-Zeneca dando el frente mayormente.

También desde ese momento se vienen haciendo esfuerzos por desarrollar pruebas caseras para facilitar el diagnóstico del virus, pero, tristemente, los frutos no han sido del todo bienvenidos. En marzo pasado, por ejemplo, salieron dos propuestas de parte de los laboratorios Everlywell y Nurx, ambas implicando envío de muestras a un laboratorio y, en el caso de la primera, al menos, a un precio nada cómodo y en cantidades muy limitadas. Ambas fueron descartadas por la FDA (Food And Drug Administration) en su momento.

Ahora que incia febrero, vuelve la esperanza de que las pruebas caseras de COVID-19, finalmente, serán una realidad tangible. En esta ocasión, la compañía que está dando la cara es la australiana Ellume, una startup de diagnóstico médico en tiempo real que tuvimos oportunidad de conocer en CES 2018, escenario donde presentaba una prueba casera para la gripe.

Aplicando el mismo enfoque, adaptado, obviamente a las cualidades de la COVID-19, Ellume ofrece una prueba casera que es como una PCR al incluir hisopo, gotero, líquido reactivo y un analizador que conecta vía Bluetooth a una aplicación especializada en el móvil del usuario. Una vez tomada la muestra, el resultado es brindado en 15 minutos, con 95 por ciento de precisión. Puede usarse en pacientes que muestren -o no muestren- síntomas, a partir de los dos años de edad.

A diferencia de las pruebas de Everlywell y Nurx, esta de Ellume no requiere de enviar la muestra al laboratorio para análisis. Todo lo hace el usuario, sin salir de casa, con la ventaja adicional de que esos resultados pueden compartirse con personal médico y autoridades para tratamiento preciso y mayor control de la situación.

Aunque esta prueba de Ellume no ha sido aprobada por la FDA en Estados Unidos, este organismo sí ha aprobado su uso de emergencia en ese país, y, a tal efecto, la administración Biden ha otorgado un contrato por 231.8 millones de dólares para aumentar la producción de esas pruebas.

Bajo este contrato federal, Ellume se compromete a entregar 100 mil pruebas caseras mensuales a los Estados Unidos entre febrero y julio de este año. Para cuando finalice el año, el consejero en temas de COVID-19 de la Casa Blanca estima que la producción mensual será de más de 19 millones de unidades, de las cuales 8.5 están aseguradas por el gobierno estadounidense.