Home Opinión FakeMe, una oda al ego que hace posible el fenómeno #FakeNews