Home Opinión FakeMe, una oda al ego que hace posible el fenómeno #FakeNews

FakeMe, una oda al ego que hace posible el fenómeno #FakeNews

por Rocio Diaz
Fake News

Desde 2016, cuando Donald Trump sorpresivamente ganó las elecciones presidenciales de Estados Unidos, el tema de las “fake news” o noticias falsas se ha convertido en un tema recurrente, permeando no solo a las redes sociales -señaladas como las grandes culpables del fenómeno- sino también a medios tradicionales y que por su trayectoria se consideraban serios hasta hace poco. 



¿Qué está pasando? ¿De repente la sociedad actual, hiperconectada y siempre atenta a una pantalla, ha perdido contacto con la realidad? Que un medio tan respetado como la BBC de Londres caiga en ganchos tan penosos como reportar como real una noticia de un africano capaz de matar mosquitos con solo soltar ventosidades, da una idea de qué tan grave es la situación. 

Si bien el caso de la noticia falsa del africano da risa, el matiz de la situación cambia cuando la desinformación llega hasta noticias de corte más serio, como son política, economía o salud. 

Aun cuando las redes sociales juegan un rol de primera línea en la difusión de las fake news, no puede obviarse el papel que desempeña cada persona en el dominio que han logrado las mismas a nivel de la colectividad. 

Resulta que con tanta tecnología a la mano, empezando por la Internet y su exceso de recursos y “democracia” en la creación y difusión de contenidos, nos hemos vuelto menos selectivos a la hora de consumir noticias, dejando muchas veces que nuestro ego, creencias y preferencias decidan por nosotros qué cosas leer y compartir y cuales dejar a un lado.

El resultado de este ejercicio inconsciente, donde el ego tiene rienda suelta, es que nos creamos un mundo de noticias a la medida. El hecho de que haya de donde escoger, con abundancia de títulos falsos y sensacionalistas, tan solo facilita las cosas para terminar el día diciéndonos “¡tenía razón!”

La gente de este tiempo no lee ni profundiza, y esto posiblemente sea consecuencia del mismo bombardeo incesante de informaciones que recibimos por todos los medios. Es también consecuencia del poco tiempo libre que tenemos, pues gracias a los smartphones, las aplicaciones y otras innovaciones tecnológicas ya no descansamos adecuadamente. 

El fenómeno de las  #FakeNews y su dominio quedan bien explicados en “FakeMe”, el anuncio de navidad de Campofrío -una multinacional española conocida por sus productos cárnicos- que busca crear conciencia al respecto. Para lograr su objetivo el mismo se hace acompañar de un website donde se ponen a prueba los radares de los usuarios para detectar noticias falsas, con resultados a veces sorprendentes. 

En el mundo actual, al menos en lo que respecta a noticias y medios digitales, nada es lo que parece, y aplica a texto, fotos y video porque los deepfakes andan a la orden del día con un nivel de realismo que en ocasiones mete miedo. 

¿Listos para poner a prueba sus dotes de detección de noticias falsas en FakeMe? Estén advertidos que en ocasiones la realidad supera la ficción. Para entender por qué sucede esto último, leer aquí