Home Smartphones Huawei se suma a la moda de teléfonos plegables con Mate X

Huawei se suma a la moda de teléfonos plegables con Mate X

por Rocio Diaz

Desde que finalizaba 2018 se hizo evidente que la gran tendencia en smartphones para 2019 serían los modelos plegables, un diseño llamativo por lo que implica y que tuvo un arranque moderado a finales de octubre cuando Royole presentó el primero de estos equipos, el FlexPai, en China. 



Samsung, la compañía que debió ser la primera en esta categoría, respondió de inmediato con una presentación preliminar y a medias de lo que hoy se conoce como Galaxy Fold, presentado entre aplausos y suspiros de asombro (por el precio) la semana pasada en un evento simultáneo en San Francisco y Londres. 

Pese a tener menos de una semana de presentado, ya el Fold tiene competencia, y todo parece indicar que hasta mejor en lo que respecta a diseño: Huawei, tal como se venía rumoreando meses atrás, también presentó su propuesta plegable y flexible en víspera del Mobile World Congress (MWC) en Barcelona, un evento que, a diferencia de años anteriores, está generando mucho interés por la aparente encrucijada en que se encuentra el mercado de smartphones y el soplo de vida que podría representar esta nueva categoría de equipos. 

La propuesta de Huawei, llamada Mate X, difiere del Fold de Samsung en varios aspectos relacionados al diseño. Para empezar, el equipo se abre hacia afuera, sin bisagra visible y con la habilidad de quedar casi totalmente plano cuando se despliega por completo. 

El diseño del Mate X ofrece una pantalla frontal principal de 6.6 pulgadas y una secundaria en la parte posterior que es ligeramente más pequeña (6.38 pulgadas). Una vez se despliegan ambas el equipo se convierte en un panel de 8 pulgadas con resolución 2,480 x 2,000 píxeles. Cuando está en su forma compacta, a nivel individual las pantallas ofrecen una resolución de 2,480 x 1,148 píxeles y de 2,480 x 82 píxeles respectivamente. 

Una delgada barra en la pantalla trasera alberga un sistema de tres cámaras Leica y el botón de encendido, eliminándose así el temido y odiado notch y explicándose de paso la ligera diferencia de tamaño con la pantalla frontal. La bisagra “ala de halcón” en este teléfono es interna, similar al ofrecimiento de Royole.  A cada lado de la misma hay baterías que ofrecen una capacidad combinada de 4,500 mAh, superior a lo que ofrece el Galaxy Fold. 

Con un grosor de 5.4 milímetros cuando está desplegado y de 11 milímetros en su forma compacta, Mate X es más delgado  que Galaxy Fold. Es igualmente un equipo más potente y con un diseño quizás más atractivo. Aún así, hay algunas similitudes, entre ellas que ambos equipos integran sensor de huellas directamente en la pantalla. 5G, otra de las grandes tendencias que se observarán este año en smartphones, es también una característica en Mate X. 

No hay duda de que esta propuesta plegable de Huawei es llamativa, y así como es de impresionante lo es su precio: cuando salga a la venta se estima que arrancará por el orden de los 2,600 dólares, un punto mucho más alto que el precio inicial del Galaxy Fold, fijado en 1,980 dólares. 

La gran pregunta con esta moda plegable: ¿tendrán salida estos equipos? No hay duda de que llaman la atención y son formidables, pero el precio no es nada amigable y siempre queda la duda respecto al desempeño. Mientras se resuelve la cuestión ya hay todo un lineup para el año que incluye posibles propuestas de Oppo y Alcatel. Es más, hasta Apple sale bailando ahí. Será cuestión de esperar.