Home Tendencias ¿Nos lleva la dependencia tecnológica a un futuro de intimidad con robots?