Home Genoma Digital FaceApp, otra aplicación en la mira de los Estados Unidos

FaceApp, otra aplicación en la mira de los Estados Unidos

por Rocio Diaz
Faceapp2

¿Se acuerdan de FaceApp, la aplicación de origen ruso que, entre otras cosas, envejece la cara del usuario? 



Quizás en medio de la locura del fin de año se haya olvidado que esta aplicación y su funcionalidad estrella se convirtieron en un fenómeno viral a nivel mundial, no tanto por la curiosidad de ver cómo se envejecería en base a una foto de la actualidad, sino por el resultado ultrarrealista y natural que mostraba. 

La hazaña de FaceApp es el resultado de inteligencia artificial que constantemente se va perfeccionando, y es por eso que en julio, comparado a unos meses atrás, el resultado de este envejecimiento digital resultaba tan extraordinario.

Para muchos usuarios, FaceApp no pasa de ser una mera diversión, pero en el  punto máximo de su viralidad en este año fueron muchos los analistas e investigadores de seguridad que dieron la voz de alarma respecto a sus potenciales peligros sobre la privacidad y preservación de la identidad del usuario. Llegó a especularse incluso que podría ser un ejercicio de reconocimiento facial o de construcción de bases de datos comparativas. 

FaceApp negó en su momento que almacene todas esas fotos o que tenga motivos ulteriores, pero las autoridades de Estados Unidos, empezando por el senador Chuck Schumer, líder minoritario, no están por creerse el cuento.

En julio pasado, en medio del furor, Schumer pidió al Buró Federal de Investigaciones (FBI) investigar la aplicación. En esta semana el FBI ha respondido con la advertencia de que, en efecto, FaceApp representa una amenaza de contrainteligencia para los Estados Unidos, lo que atañe directamente a su seguridad e integridad como nación. 

Curiosamente, la advertencia del FBI respecto a FaceApp es extensiva a cualquier aplicación o herramienta de origen ruso, y la razón es sencilla: desde 2016 ese país y sus productos y servicios están en la mira de Estados Unidos tras detectarse una “trama rusa” que posiblemente alteró los resultados de las elecciones de noviembre de 2016.

Ahora que viene un nuevo proceso electoral en 2020 la vigilancia está redoblada, y es por eso que Rusia de repente se une a China en la lista de países non gratos para Estados Unidos. Aun cuando China no tuvo intervención alguna en las elecciones, el bien conocido el pleito comercial que desde hace más de un año protagonizan ambos países, cargando con las consecuencias compañías como Huawei y la popular aplicación de videos cortos TikTok