Home Redes sociales La hipocresía de Gettr

La hipocresía de Gettr

por Rocio Diaz
Gettr Censored

Aunque no suena tanto como Facebook o cualquier otra red social, Gettr ha logrado amasar un puñado de seguidores fieles que vienen a ser algo así como una secta. 

Para quienes no conocen Gettr, basta mencionar el nombre “Donald Trump” para poner las cosas en contexto. 

Aunque no tiene nada que ver con el señor Trump, podría decirse que Gettr obedece su relativa fama a su asociación con el expresidente estadounidense. 

Gettr es un ejemplo más de “cría fama y acuéstate a dormir”: su vinculación con Trump, que viene porque fue fundada por su ex asesor Jason miller, ha atraído gente que se autodenomina ultraderechista y conservadora.

Por definición, tal como ocurre con Trump, estos no se identifican con el wokeísmo, la cultura de cancelación y otras corrientes que están muy presentes en las redes sociales de uso común. 

Gettr sigue explotando la esencia de Trump y, en cierto modo, eso la hace un engaño desde el principio. 

Ahora resulta que el engaño es aún más profundo de ahí. Esta red social se presenta como una alternativa a Facebook, Twitter y demás desde el punto de vista de la privacidad, el respeto a la opinión y su postura anticensura, sin embargo… no es tan así. 

Según “Talk Liberation Investigates”, lo de la privacidad en Gettr es mentira, pues hay trackers y cookies de Facebook y Google ahí dentro. Vale destacar que esta publicación está vinculada a otra red social, Panquake, que va por la misma línea de Gettr, por tanto habría que ver qué tan interesadas son estas declaraciones. 

Por otro lado, se denuncia que hay censura, y un caso particularmente llamativo es el de Jon Miller, un afroamericano de la derecha que utilizó en su biografía una palabra considerada ofensiva para la raza negra.

Para añadir más peso a la idea de que Gettr es un engaño, el popular podcaster estadounidense Joe Rogan ha criticado el hecho de que la plataforma infla falsamente su conteo de usuarios al portar los seguidores que ya se tienen en plataformas como Twitter.

Más allá de Gettr y lo que supuestamente representa, una cosa está clara: de trackers y cookies no nos salva NADIE, por tanto, no sería sorpresa si con el paso del tiempo se hace la misma denuncia respecto a Panquake. 

Desafortunadamente, lo mismo aplica al eterno engaño de las redes sociales con sus métricas de vanidad y la falsedad respecto al supuesto respeto al pensamiento libre e independiente.